Free Cursors Sondra Twilight Fanfics: Principe Vulturi - Cap VII

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Principe Vulturi - Cap VII



Capítulo VII: Su mayor deseo,
mi mayor desafío.

Hacíamos el amor todas las noches y gran parte de los días, ser vampiros incansables tenía sus recompensas y definitivamente esa era una.
Por supuesto que mis ausencias en todos los entrenamientos y en la gran mayoría de las asignaciones de la guardia ya estaban causando los correspondientes inconvenientes.
Lo único que no desatendía era la concesión de audiencias con los ancianos, mi padre seguía siendo prioridad en mi vida.
Esa semana ya había evitado asistir a todas mis asignaciones y apenas había concedido dos o tres audiencias, quería pasar todo mi tiempo con Victoria, en la cama o en cualquier otra parte de la habitación con ella, entre sus brazos.
Como era de suponerse mi padre no tardo en ponerme en los palitos y decirme que debía distribuir un poco mejor mi tiempo y dedicarme a todas mis funciones por igual, claro que ninguno de los dos podía aguantar las risas cuando el imaginaba un par de conejos uno llamado Victoria y el otro, pues ya se imaginaran como.
Llego el momento de lo inevitable y un nuevo ataque de neófitos en la ciudad requirió de mi presencia y aunque no me lo esperaba Victoria se empecino en venir con nosotros, quería sentirse útil y ser parte de la guardia le permitía matar dos pájaros de un tiro, era útil y se mantenía a mi lado.
A mi padre le complació muchísimo su deseo de colaborar y la asigno como mi compañera ignorando por completo mi solicitud de lo contrario.
-      Sulpicia no te acompaña a ninguna actividad con la guardia – le recrimine, como si fuese el a muchas – ¿Por qué permites que Victoria venga? –
-      Si me explicas en que, aparte de ser mujeres obviamente, se parecen Sulpicia y Victoria te doy mis razones Edward Vulturi – tuche golpe bajo, pensé – Victoria es más parecida a Jane, es una mujer moderna y capaz de desenvolverse en estas actividades, además parece muy deseosa de integrarse a la familia en todas las formas posibles – “fin de la discusión”.
Félix debería dedicarse a entrenarla en lucha y yo en los protocolos propios de la guardia.
Así que ese día Félix, Demetri, Victoria, seis más de la guardia y yo salimos de cacería.
-      No te alejes de mi Vicky, recuerda que los neófitos son mucho más fuertes y agresivos que cualquiera de nosotros –
-      Aún soy una neófita, Edward – me recordó, con lo controlada que podía ser eso era difícil de recordar para mí.
-      Lo sé, lo sé. Pero de todos modos no te alejes pequeña – me gruño por lo bajo de manera graciosa y me tomo de la mano “solo por un rato y para que te tranquilices nada más” pensó.
“Esperemos que hoy no se te ocurra regresar con nadie más a casa” pensaban Demetri y Félix mientras nos poníamos en camino.
Puse los ojos en blanco y me mantuve en la formación con Victoria pegada a mí.
No tardamos mucho en dar con el rastro que nos guiaba cerca de las murallas posteriores, en los límites de la ciudad, eran dos rastros diferentes.
Encontramos al primero en un viejo establo, un sitio bastante espeluznante incluso para un vampiro, casi a las afueras de la ciudad, se alimentaba de una mujer y dos cadáveres yacían a sus pies, dejo caer a la mujer aún pataleando y emprendió la huida apenas nos vio.
Lo seguimos muy de cerca evitando ser vistos sabíamos que nos guiaría al otro neófito al intentar regresar con su creador en busca de ayuda.
Que desastre dejaban a su paso, debían ser eliminados cuanto antes.
No nos equivocamos, en un bosque cercano ya en las afueras de la ciudad los arrinconamos a los dos, en cuanto leí sus mentes me quede de una pieza.
No me imaginaba aquello ni en broma, el que mato a la familia de Victoria y la transformo a ella los había creado solo para localizarla y llevarla de regreso con él.
Quería recuperarla sin importar lo que eso le costase y mucho menos cuantos tuviese que sacrificar en su afán por tenerla de nuevo.
Trate de dar con toda la información que pude sacarles antes de eliminarlos.
Tenía suficientes datos para localizar al tipo pero tendría que ser en otro momento no llevaría a Vicky con el por nada del mundo.
De pronto me di cuenta de un detalle que no había notado hasta entonces.
-      ¿Dónde se ha metido Victoria? – pregunte completamente aterrorizado.
-      Oh… no la he visto – respondió Demetri también algo nervioso.
-      Estaba con nosotros en el establo, creo que fue la última vez que la vi – Félix miraba de un lado a otro.
Corrí lo más rápido que pude de regreso al establo, lo que encontré fue espantoso incluso para mí.
El cuerpo de la mujer completamente destrozado del pecho hacia abajo como si quisieran arrancarle el estomago yacía sin vida en el suelo, todo estaba lleno de sangre, incluso Victoria que estaba de rodillas junto a ella.
-      Victoria ¿Qué demonios has hecho? – pregunté sin comprender lo que veían mis ojos, se había vuelto loca por la sed o ¿qué?
-      Edward… - fue lo único que alcanzo a decir ya había visto todas las imágenes en su mente y comencé a gritarle enloquecido.
-      No, Victoria no ¿es que acaso te has vuelto loca? –
En cuanto escuche los pasos de nuestros acompañantes que se acercaban salí a su encuentro.
-      ¿Qué ha pasado? – preguntó Demetri confundido por la expresión de mi rostro - ¿ella está bien?
-      Si, no te preocupes – respondí tratando de controlarme – regresen a la fortaleza y da a mi padre un informe de lo sucedido con los neófitos, dile que Victoria y yo regresaremos en un rato –
-      ¿Estás seguro Edward? – Félix intentaba ver lo que había sucedido en el establo, lo detuve cuando intento entrar y le aseguré-
-      Si, Félix no tienes de que preocuparte, hagan lo que les ordeno y nos veremos en la fortaleza en un rato.
No solía utilizar la palabra orden con ellos en ningún momento, nunca les daba órdenes como tal pero si era necesario utilizaría mi rango para evitar que viesen lo que Victoria había hecho.
Se fueron a regañadientes, nada convencidos con mis explicaciones y menos aún complacidos por mis órdenes, ya hablaría con ellos para explicarles cuando yo entendiera realmente lo había sucedido aquí.
Regrese con Victoria, se había quitado la capa y escondía algo en ella, más bien trataba de mantenerle caliente.
Me deje caer en el suelo con la espalda pegada contra una de las paredes que aún se mantenía en pie, mientras Victoria me miraba suplicante.
-      ¿Se puede saber que pretendes que haga? – le pregunte con la voz quebrada, sus suplicas me hacían sufrir intensamente – no puedo Vicky, no –
Mire de nuevo el cadáver de la mujer en el suelo junto a nosotros y las imágenes de lo que acababa de hacer Victoria regresaron a mi mente, me lleve las manos a la cabeza sin poder creerlo todavía.
-      Edward, no podía dejarle morir – susurro a sabiendas de que yo podía escucharle – si no lo hacía moriría – casi sollozaba.
-      Y así debía ser Victoria – le grite lleno de ira poniéndome de pie – debías dejarle morir junto a su madre – continué gritando, estaba totalmente fuera de mí.
-      No voy a permitir que le hagas daño – grito ella poniéndose a la defensiva
Me lance contra ella para arrebatarle la capa y su contenido a lo que ella dio un brinco hacia atrás y se agazapó en posición de ataque, gruñendo y enseñándome los dientes como un animal protegiendo sus crías.
Eso partió mi muerto corazón, Victoria no se había portado tan agresiva conmigo ni siquiera el día que la capturamos y ahora por culpa de aquella inmunda criatura sería capaz de atacarme.
En cuanto vio mi tristeza se acerco, aun manteniendo a la criatura fuera de mi alcance.
-      Perdóname por favor – se acercaba cautelosa y eso era aún más hiriente – se que no serias capaz de lastimarnos, he sido una tonta, pero te has molestado tanto que me he aterrorizado –
En ese momento me vi a mi mismo a través de sus pensamientos casi atacarla y comprendí el porqué de su reacción.
-      Esto es una locura Vicky, no podemos conservarle – ella trajo la criatura a su pecho, era imposible distinguir su esencia, aun estaba toda cubierta por la sangre de la madre -  podemos tratar de entregarle a los humanos, allí es donde pertenece –
-      le prometí a su madre que la cuidaría y la quiero Edward, tanto como tú me quisiste a mí y la defenderé igual que tú lo hiciste conmigo – aseguró.
Las imágenes de la moribunda mujer suplicándole que salvase a su bebé no nato inundaron su mente y por lo tanto la mía.
-      Incluso me ha dicho como debía llamarle si era niño o niña – comenzaba a mirarle como si fuese su propio bebé y se imaginaba viéndole crecer y estando a su lado siempre.
-      No sabes lo que me estas pidiendo Vicky – la estreche entre mis brazos y en ese instante comprendí lo que mi padre había sentido por todos y cada uno de mis caprichos imposibles, mas aun cuando le suplique que permitiese que Victoria se quedase a mi lado. Me di por vencido, si eso quería Victoria, eso tendría – regresemos a la fortaleza límpiale lo mejor posible, que no le queden restos de sangre, mientras tanto yo hablare con mi padre – y le dejare que me mate con sus propias manos, pensé solo para mí.
En cuanto llegamos a la fortaleza  ya mi padre me esperaba lleno de curiosidad por lo sucedido.
-      Como siempre necesito de tu ayuda – le dije apenas estuve a su lado – se que te pido demasiado, sé que es una locura y sobre todo se que te causare problemas de nuevo o mejor dicho muchos más problemas que nunca. Pero necesito tu apoyo una vez más – tome su mano y le permití ver las suplicas y el sufrimiento de Victoria en mi mente, solo así lograría que me entendiese.
-      Edward ¿Cómo has permitido esta locura hijo mío? – “no he podido evitarlo”  retiro su mano de la mía y la poso en mi hombro antes de alejarse – no te prometo nada – “pero hare cuanto pueda por ambos”.
No quise regresar a mis aposentos, no quería enfrentar a Victoria sin tener una respuesta para ella.
Cayo y yo no habíamos tenido descanso de nuestro anterior enfrentamiento cuando ya estábamos una vez más en la sala de audiencias para uno nuevo.
-      ¿Es que no te pareció suficiente con quedarte con la neófita criminal? – pregunto lleno de sarcasmo y rencor – ahora también debemos conservar todo cuanto ella desee traer a la fortaleza, oh pero si me parece excelente, ahora supeditados a los malditos caprichos del principito y su princesa –
-      Por favor hermano, no dejemos que las emociones nublen nuestras mentes – mi padre trato de calmar los ánimos en la sala – debemos mantener la calma –
-      Por supuesto el único aquí que puede dejarse llevar por sus emociones en todo momento es tu querido principito – le espeto Cayo sin contemplaciones, repetía la palabra principito como si fuese la peor de las groserías.
-      Sinceramente a mi me importa un comino la vida de la criaturita en cuestión y en particular estoy harto de tus tonterías Edward – Marco me miraba con hastió mientras continuaba – así que respetare la decisión que se tome en esta sala, si es que pueden llegar a un consenso algún día – se retiro de la sala sin esperar respuesta alguna a su alocución.
A partir de ese momento la discusión en la sala llego a tal punto de ser intolerable y parecía no tener fin, Cayo jamás daría su brazo a torcer y mi padre tampoco así que esto no llegaría a ningún final feliz.
De pronto como una luz al final del túnel Atenodora, la compañera de Cayo, abrió la puerta del gran salón y termino con todo aquello simplemente diciendo.
-      La pequeña se quedará Cayo y así será simplemente porque yo te lo pido – esa mujer poco abría la boca pero bien que sabia como hacerse escuchar cuando lo hacía.
Para mi suerte ella se había encontrado con Victoria cuando entraba con la pequeña y le había ayudado a asearla, había hecho que le consiguiesen ropita entre las humanas que trabajaban en la fortaleza e incluso solicito la presencia de nodrizas para que le amamantaran. Claro todo esto entre el personal humano autorizado.
-      Pero Aten…- que mansito se veía Cayo ante ella.
-      No hay nada más que decir yo voto en tu lugar y ella se queda –
Nunca había tenido sentimiento alguno hacia esa vampiresa estirada, perfecta para su compañero, hasta este momento en que tenía tanto que agradecerle, menos aún la imagine con inclinaciones maternales. Ahora le debía una.
Tanto mi padre como yo hubiésemos disfrutado más que nada en el mundo poder burlarnos de Cayo abiertamente en ese preciso instante pero mejor no tentar a la suerte.
Salimos de la sala en silencio y mi padre me acompaño para conocer a la criaturita que había armado todo este barullo.
En cuanto estuvimos cerca de mis habitaciones, las voces y  efluvios de varias humanas fue fácil de distinguir, pero en particular el penetrante y embriagador aroma de una sangre  increíblemente apetecible hizo arder mi garganta con una sed incontenible, quería beber hasta la última gota de aquel dulce néctar que me llamaba a gritos.
Tome a mi padre por el brazo al detenerme y le mostré lo que me sucedía.
-      Oh hijo… la tua cantante – fue todo cuanto dijo.
Eso me hizo recordar relatos y viejas historias que él me había contado sobre la sangre de algún humano que cantaba para ti de manera tentadora y que era apetecible en extremo para un vampiro en particular.
Intente sosegar mí sed y logre entrar a la habitación en busca de quien sería mi próximo alimento, bebería de esa sangre sin importar nada más.
Seguí el dulce aroma de la tentación hasta encontrarla acurrucada entre los brazos de Victoria.
-      Oh Edward, conoce a Isabella Marie – me dijo colocándola entre mis brazos con toda confianza.

Me odian o me quieren, esta historia se escribe sola, yo me siento frente al laptop y algo se apodera de mí y comienza a teclear lo que le parezca mejor para los personajes.
Jajajajajaja, creo que me estoy volviendo más loca.
Ustedes querían a Bella ¿no? Pues ya llego.
L@s quiero muchísimo,

Image and video hosting by TinyPic

8 comentarios:

Mer dijo...

Ella la que tú nos des, con la que tú ser sienta esa es. Bienvenida seas Bella al que será tú PV! Besotes mi "reina de corazones"

Yohiro™ dijo...

JODER! esq no ! esq awww!! esq como !!! FUCK Y JODER LA WEA !! OSOM!!

Dalis dijo...

Hay mi Diosssssssssssssssssssssssss te quedo magnifico me encanto. Si la peque Bella yedo asi pues como seguira. Gabn ya estoy impasiente por leer el proximo. ya quiero que sea miercoles, amor quiero q todos los dias sean miercoles

Ash Cullen dijo...

OH MY GOOD....!!!!

No lo puedo creer... estoy con la boca abierta y con lo ojos como platos...

Wow!!!

Gaby TE AMO!!!
Aparecio mi Bella....
algo me decia que tenia que aparecer en algun cap...

esto se esta poniendo interesante y mi cabeza esta confundidisima porque no sabe cual fic le gusta más:

Votacion final: AMO TODOS TUS FICS MI QUERIDA GABY....

Bueno... sin mas... me encanto el capitulo.... vamos a ver como se las arregla Edward con su nueva hija.... Porque si Victoria la salvo, ella la va a criar.. y Edward es el compañero de Victoria.. Vicky es la madre y Edward el padre... WOW!!!
Mi Gaby de donde sacas tantas ideas??... :)

ME ENCANTO
LO AME
TE AMO GABY... sigue asi..

Besos, jacobs y edwards...

iriscrep dijo...

aaaaaaaaaaaa
me facino
me encanta esta historia
te esta quedando genial
me encanto como callaron a cayo jaja asi o mas mandilon jaja
quien lo diria un vulturi
jaja y eso de que la bebe sea
bella
aaaaaaaaa no y despues que ba a pasar caundo cresk?
aaaa escribe mas plis :)

flawer_1969 dijo...

Mi reyna, preciosa, eres una genia, de verdad que lo eres,yo quiero ser como tu cuando sea grande, ¡ jajajajaj ! Nena te admiro mil y lo sabes eres de las mejores te mando un beso, y no digo mas porque me estoy callendo encima de la compu, pero te mande un regalito, revisa tu mns, ok cuidate

NaNaCullen NTLS* dijo...

OMG OMG OMG!!!
Gabyyyyyyyyyy me MATASTEEE con ese capii de PV ja ja ja
me encanta es uno d mis fics favoritos je ej
auuuuuuuu!!!lo ame linda!
muchos besotesss Love u mi gaby linda!

Lullaby dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHAAAAAAAAAGGGGGGGGGGGGG!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


........... (hiperventilando)))--------- OMG!!!!!!!!!!!!
Sin palabras gaby!!
Puedo imaginarme un monton de situaciones futuras Gaby.... OMG!!!!!!!


Simplemente hermoso!!!.... te quiero mucho, tenes un talento barbaro!!!!!.....OMG!!!!!!