Free Cursors Sondra Twilight Fanfics: FIN DE SEMANA DE LOCURA - PARTE 2

miércoles, 16 de septiembre de 2009

FIN DE SEMANA DE LOCURA - PARTE 2


Con todo mi amor para todas las NTLS y para la máster Alpha, espero que lo disfruten.
Muchos besitos.





LEMMON LEMMON LEMMON LEMMON
A la mañana siguiente Emmett llego temprano al campamento para encontrarse con Rose que ya lo esperaba ansiosa.
Al escuchar su voz acercarse Jake se respingo hacia la cremallera de la carpa y la bajo de golpe. Rose y Emmett lo miraron sobresaltados, pero al ver como su mirada buscaba alrededor Emmett supuso inmediatamente lo que buscaba.
-         Se ha quedado a pasar la mañana con sus padres, se encontrara con nosotros después de la comida.
-         Eh… ok gracias hermano – respondió visiblemente apenado.
Suspiro y se metió de nuevo en la carpa, aunque ya hacía demasiado calor para seguir adentro por mucho tiempo más.
Se comportaba como un tonto, ¿Por qué tanto interés en aquella chica? Pensó ¿Por qué esos ojos han revoloteado entre mis sueños toda la noche? Sacudió la cabeza para espantar sus pensamientos y decidió salir a nadar un rato.
Paso frente a la tienda de Edward y lo llamo, para solo escuchar la voz de Rosalie que le decía
-         Se levanto temprano y como nadie más dio señales de vida quiso ir a la ciudad un rato para distraerse. Regresara para la comida.
Jake asintió y camino hacia la playa. El agua se sentía fría debido al calor emanado de su cuerpo, prefirió zambullirse de una vez para acostumbrarse a la temperatura más rápido. Nado un poco y luego se volvió para flotar un rato. Mantuvo los ojos cerrados por el reflejo del sol en lo alto y relajo el cuerpo dejándose llevar por la corriente.
No sabía cuánto rato llevaba inmerso en sus pensamientos, imaginando aquellos ojos, su boca, su cuerpo. De repente sintió como chocaba con algo, se sobresalto y salpico agua por todos lados tratando de incorporarse para encontrarse de frente con Tanya que lo miraba  como con ojos hambrientos.
-         Oh no quise asustarte – le dijo con aire de fingida inocencia – te veías tan apacible que quise acercarme y compartir contigo el momento.
-         No te preocupes, es que siempre terminas sorprendiéndome – respondió sonriendo y pasándose la mano por el cabello para disimular un poco la incomodidad que sentía.
Ella lo miraba más insinuante cada vez y se le acerco hasta colocar su boca a centímetros de la suya mientras le hablaba.
-         Me percate anoche de que hay buena química entre nosotros Jacob y ya que son cortas las vacaciones no desperdiciare el tiempo que pasemos juntos con juegos tontos, me parece que estamos creciditos para eso.-
Y menos ahora que él había visto a la chica de anoche con mirada de corderito degollado, esa chica no arruinaría sus vacaciones, ya ella había puesto sus ojos en él y ella siempre se salía con la suya.
 El se sentía arrinconado a pesar de que la inmensidad del mar se encontraba a sus espaldas la intensidad del momento era notoria y ella no mostraba intensiones de detener lo que veía en su mirada que quería hacer, lo besó. Sus labios eran dulces y cálidos pero el beso en si era fiero y el deseo implícito brotaba de ella sin control. Al principio sintió la necesidad de apartarse pero poco a poco se dejo llevar. ¿Qué razones tenia para rechazarla? No tenia perro que le ladrara ni nadie a quien dar explicaciones, además ella tenía razón estaban de vacaciones y tenían que disfrutarlas y eso pensaba hacer.
La apretó contra su cuerpo y dejo resbalar sus manos lentamente por su espalda llegando a la frontera que la separaba de sus glúteos, la sintió estremecerse y apartarse de su boca para mirarlo mientras recobraba el aliento, luego bajo la cara besando el borde de su mandíbula, rosando apenas su cuello con sus labios. Era fácil dejarse llevar por las sensaciones del momento.
-         ¡¡¡Uy!!! así se hace Jake – gritaron Jasper y Emmett al unisonó desde la orilla a quienes se unieron los aplausos y gritos del resto de la gente que se encontraba alrededor.
Eso los separo de un brinco y les recordó que no estaban solos. Jake levanto el rostro para enviar una mirada asesina a sus amigos y entonces allí estaba ella mirando el espectáculo con sorpresa, al parecer no se había fijado en él hasta que los chicos comenzaron a gritar.
Esto no es posible pensó, ¿no se suponía que no vendría aun?
Bella aparto la mirada e intento retomar su conversación con Alice sin mostrar ninguna emoción  por lo que había visto. No quería dejar de mirarlo era realmente llamativo, tenía un cuerpo fascinante, y con un andar desenvuelto que jamás lo ubicaría junto a ella, ese era el problema era más para una chica como aquella que lo besaba, debía estar con alguien que pareciera una modelo al igual que el.
Bella siempre había estado convencida de que no era la gran cosa físicamente, era bonita eso lo sabía, pero no como para despertar los deseos de hombres como ese.
-         Bella – la llamo Alice tratando de recuperar su atención - ¿Qué me decías de tus padres?
-         Oh si Alice… disculpa, te decía que decidieron quedarse en la piscina del hotel y descansar un poco. Mi padre no es precisamente un apasionado del bullicio y la gente así que estas vacaciones no son su idea de la diversión, preferiría mil veces ir de pesca toda la semana, pero acepto este viaje por complacer a mama, el haría cualquier cosa por hacerla feliz.
Miro de reojo a Jacob mientras salía del agua que resbalaba por el cuerpo acariciándolo, su pecho fuerte, su abdomen plano con los “chocolatitos” bien marcados, llegando a la orilla de su bermuda de playa bajando hacia su… Uy Bella reacciona, reacciona. Y entonces miro a  Tanya colgando de su brazo, bah, parecía ser un apéndice de su cuerpo, pero eso no tenia porque molestarla ¿o sí?
Alice seguía parloteando pero Bella no le prestaba atención, vio a Jake dirigirse en su dirección pero de inmediato Tanya lo haló por el brazo para llevarlo a otro lado, el dudo deteniéndose para decidir qué hacer pero se dejo convencer y la siguió.
Una voz a su espalda la hizo girar el rostro y se encontró con sus ojos. Edward la mirada mientras se acercaba al grupo sonriendo.
-         Veo que llegue justo a tiempo para la comida Alice – dijo
-         Justo a tiempo para ayudarme a prepararla querrás decir, ya que nadie tiene planes de hacerlo – respondió ella mirando a Jasper que estaba completamente perdido en una revista de coches.
-         Alice yo te ayude anoche con la cena, ya le toca a alguien más el turno en la cocina – replico el aludido.
Bueno pero de donde salió toda esta gente pensó Bella sin apartar los ojos de los de Edward, parecen sacados de las revistas de moda, realmente estoy fuera de lugar aquí. La sonrisa resplandeciente de aquel chico la había deslumbrado desde la noche anterior, había pensado en el toda la noche y agradeció enormemente a sus padres el cambio de planes porque estaba realmente deseosa de verlo.
Edward seguía sonriéndole dulcemente y se sentó junto a ella. Su corazón latía de prisa, no pensó que la encontraría allí al regresar. Estaba sonrojada, seguramente sería por efectos del sol, el no podía pensar que tuviese ese efecto sobre ella.  Le dio rápidamente una mirada de arriba abajo, tenía un vestido corto de franela que se amarraba al cuello, blanco con flores de color pastel y se podía ver un traje de baño con el mismo corte en el cuello también de colores claros. Aunque no se podía definir si de una pieza o dos. Se veía realmente hermosa.
-         ¿Estás disfrutando de las vacaciones Bella? - Le pregunto.
-         La verdad sí, siempre es bueno conocer sitios y personas diferentes y como le comentaba a Alice mi padre no es el Sr Aventura, así que este viaje para mi familia es la excepción no la regla.
Sobre todo estaba disfrutando de conocerlo a él. Estaba sentado a pocos centímetros de ella, podía sentir un constante flujo de energía entre ellos, le erizaba la piel y por Dios que se daría cuenta no hacía nada de frio que la ayudara a justificarse.
Después de desayunar unos sándwiches que Alice preparo, su dieta básica parecía estar constituida por pan con todas sus posibles combinaciones, conversaron un rato mas. Tanya y Jacob se incorporaron al grupo de nuevo, parecía que ella tenía pega loca en las manos que las fijaban al cuerpo de el.
-         Chicos ¿Piensan ir a la fiesta esta noche? – se escucho la voz de Irina que se acercaba a ellos agitando un volante de colores que llevaba en la mano.
-         ¿Fiesta? ¿Qué fiesta? - pregunto Emmett.
-         Esta noche habrá una en el club de playa que está en la marina, se presentaran algunos grupos – respondió mientras le tendía el volante para que lo leyera.
-         Me parece una estupendo – comento Emmett sonriendo al mirar a Rosalie– Esta noche conocerás a la máquina de Swing, espero puedas llevarme el ritmo –
-         Creo que tu serás el que suplique descansar – le respondió ella dando golpecitos en su pecho con el dedo.
-         Me encantaría que fuéramos, ¿Te parece bien Jake? – Tania lo miraba con expresión de cachorrito suplicante, el entorno los ojos mientras decía
-         Claro, como quieras –
-         Me pregunto si te gustaría acompañarme Bella – susurro Edward acercándose a ella para evitar que los demás lo escucharan.
Por supuesto Emmett no paso por alto el gesto y antes de que ella lograra decir algo grito
-         Bella ¿Bailando? – soltó una gran carcajada antes de continuar – Edward, amigo mío, te deseo suerte – las risas de todos menos Bella, Edward y Jacob corearon a Emmett.
Jacob no se habría fijado en que su amigo invitaba a Bella a la fiesta de no ser por el escándalo montado por Emmett. No ¿a Edward le gusta Bella? ¿Cómo no lo note antes? Como podías notarlo Jacob Black, no ponías atención a nada más que no fuera ella. Esto lo cambiaba todo, por más interesado que pudiese estar en Bella, no pondría en riesgo su amistad por una chica, estaba completamente seguro de que ser a la inversa la situación la reacción de Edward sería la misma.
-         Edward, el baile y yo no nos llevamos nada bien, pero te acompaño a la fiesta con todo gusto – Bella dijo esto mientras lanzaba a Emmett una mirada asesina.
Irina noto la forma en que Edward miraba a Bella hablarle y se entristeció un poco, quería pedirle a él que la acompañara a la fiesta, en plan de amigos, ahora tendría que ir con alguno de los amigos de su grupo. Tomo el volante que Emmett le devolvía y corrió hacia el campamento de sus compañeros para comentarles de la fiesta.
-         Bueno, bueno, la fiesta no será hasta la noche así que me gustaría darme un baño en la playa disfrutando de su compañía – anuncio Emmett poniéndose de pie para luego ofrecer su mano a Rosalie para invitarla a acompañarlo.
-         Me parece una gran idea – agrego Tanya – ya el día está bastante caluroso, vamos Jake – podía pasar el día asándose bajo al sol sin problema, pero no quería permitir que Jacob encontrara alguna excusa para hablar con Bella.
-         Está bien – respondió Jake alicaído.
Alice y Jasper se unieron a los nadadores.
Edward prefirió quedarse con la esperanza de que Bella se quedara con él, así fue.
Hablaron un buen rato  de todas las trivialidades que pasaron por sus cabezas, música, películas, libros, etc.
Después de agotar prácticamente todos los temas de conversación fuera de lo personal ya se sentían lo suficientemente cómodos para entrar en terreno peligroso.
La primera en cruzar la invisible pero fuerte barrera fue Bella, su curiosidad fue más fuerte que ella y trajo consecuencia con las que ella no contaba.
-         Me parece extraño que un chico como tu este solo aquí – no podía mirarlo a los ojos por la vergüenza, espero su respuesta y por un momento pensó que no le contestaría, seguramente estaría pensando en la hermosa novia que lo esperaba en casa por no haber podido acompañarlo de vacaciones.
El la miro pensativo tratando de encontrar las palabras exactas con las que debía responderle.
-         No había nadie especial en mi vida para compartir este momento – respondió buscando su mirada.
-         ¿Había? – pregunto ella evidentemente nerviosa por la forma en que el la miraba.
-         Debo confesarte que no vine con expectativas de conocer a alguien aquí, solo quise compartir con mis amigos unas merecidas vacaciones, el  haberme encontrado contigo ha sido una bonificación inesperada pero encantadora – no dejo mirarla mientras pronunciaba cada palabra.
Ella sentía que su corazón se le salía del pecho, esto no podía ser cierto, aquel chico tan hermoso parecía estar interesado en ella, le hablaba de una forma que la hacía sentir como si estuviese entregándole su corazón mientras el suyo quería saltar de su pecho a las manos de él. ¿Cómo podía sentirse así por alguien que apenas conocía?
Edward leyó primero sorpresa y luego preocupación en su mirada, quiso tranquilizarla.
-         Bella, no es mi intensión hacerte sentir obligación de ningún tipo. Si te molesta de alguna forma algo que te he dicho o mi actitud por favor dímelo y lo olvidare de inmediato.
Ella abrió los ojos, no podía dejar que pensara que no le gustaba o que  peor aun la molestaba de algún modo.
-         Edward… yo… -  intento decir.
-         No te preocupes Bella, no ha pasado nada -  dijo el comenzando a ponerse de pie.
En un movimiento totalmente involuntario pero deseado, ella lo tomo de la mano para no dejarlo levantar.
-         Solo quería decirte que para mí también ha sido inesperado todo esto – requirió de todo el valor que había en su cuerpo para decir aquellas palabras mirándolo a los ojos – estas podrían ser la mejores vacaciones que he tenido – sentía como sus mejillas ardían aun mas. Su cara estaba a punto de estallar, aparto su mirada de la de él para perderla en el reflejo de las olas.
Edward acomodo su mano en la suya para entrelazar sus dedos, levanto su rostro con un dedo bajo su mentón para que lo mirara y acerco sus labios a los de ella.
-         Las mías también – le susurro antes de besarla.
Bella lo recibió con dulzura, aquel beso era suave, dulce. Ella quería mas, entreabrió su boca para invitarlo a pasar, el fue metiendo su lengua primero suavemente pero al sentir la de ella  responderle el deseo lo embargo y la intensidad el beso aumento. Cuando comenzó al faltarles el aire, se separaron un poco solo para dar cabida a una repetición aun más intensa de  la experiencia anterior.
Las gotas de agua fría que caían sobre ellos los hicieron separarse bruscamente.
-         Bells, Bells, Bells – le dijo Emmett en un tono que pretendía ser serio – es que ¿quieres que Tío Charlie me corte la cabeza por no haberte cuidado?
Ella lo miro apenada y suplicante mientras decía
-         No serias capaz de decirle nada Em. –
-         Oh por Dios Bells, claro que no – le respondió Emmett riendo abiertamente – además Edward me cae realmente bien, no pondría en peligro su vida de esa manera tan absurda – paso un brazo por los hombros de Edward y lo apretó.
Tanya estaba hablando de quien sabe qué película espectacular que había visto en el cine hace poco, Jacob asentía de vez en cuando para parecer prestar atención, la escena que se mostraba detrás de ella era lo único que de verdad quería comprender en este momento. Edward había besado a Bella y ella había correspondido, venían caminando tomados de la mano hacia la playa. Si bien él ya había decidido dejar de lado cualquier intento de acercarse a ella, esto venia a reforzar aun mas su decisión.
Tanya noto que no le prestaba nada de atención y supo perfectamente porque al seguir la dirección de su mirada. Esto si era una suerte ya no tendría que preocuparse más por la Bella esa.
Pasaron el resto de la tarde entre nadar,  tomar sol y algunos deportes acuáticos.
Emmett y Bella se fueron a su hotel para darse un baño y cambiarse de ropa. Quedaron en reunirse todos a las diez en la marina para asistir a la fiesta.
Era un sitio bastante agradable muy al estilo hawaiano, alumbrado a medias por lámparas de pared que simulaban ser antorchas, una pista de baile un nivel por debajo de ellos y mesas alrededor. Ya había bastante gente cuando llegaron.
Ordenaron unas bebidas, nada de alcohol, para los menores de edad. Sólo Emmett tenía veintiún años cumplidos, le ofreció a los chicos pedir unas pocas cervezas para ellos, claro sin abusar pero todos negaron con la cabeza.
Edward y Bella aprovechaban cada instante que podían para besarse. Esto enloquecía a Jacob, sabía que eso estaba mal, él ni siquiera había figurado en aquella competencia y debía sacar de su cabeza todo lo que tuviera que ver con ella.
-         Eh Emmett creo que si te aceptaré un par de cervezas, después de todo ninguno de nosotros debe manejar de regreso a casa – le dijo tratando de mantener un tono despreocupado.
-         Ok Jake, yo ya iba por una para mí -  le contesto Emmett animado – no me parecía divertido ser el único que tomará –
Debían llevar unas cinco cervezas cuando Tanya lo arrastró para bailar y el la siguió. Emmett y Rosalie ya tenían un buen rato en la pista y Alice y Jasper acaban de comenzar a bailar también.
Tanya aprovecho la música que sonaba para restregar todo su cuerpo contra él tanto como pudo, estaba decidida a llevarlo al extremo de su aguante.
El poco de alcohol en su organismo junto con la manera en que esa mujer pegaba su trasero a su sexo, acabaron con su autocontrol.
La tomo por el brazo y la saco del club. Miro hacia los lados en busca de algún lugar oscuro donde acabar con todo aquello de una buena vez. Se sacaría a Bella de la cabeza y lo haría ahora mismo, un clavo saca a otro clavo ¿No?.
La parte trasera del club se veía oscura y solitaria, no pensaba ser delicado ni cariñoso, ella lo había buscado y lo encontró, la arrastró hacia allá sin dejarla decir palabra alguna.
La pego contra la pared besándola violentamente halándola por el cabello para acercarla más a él, ella lo disfrutaba eso era evidente pues respondía a cada uno de sus movimientos con más agresividad.
Jacob dejo de besar sus labios en busca del necesario respiro y comenzó a besar, morder, lamer el contorno de su rostro, su cuello, su clavícula, sus hombros con movimientos bruscos. Bajo sus manos y rozó sus senos, siguiendo por sus caderas hasta el ruedo de la falda de su vestido, paso sus mano por debajo buscando su entrepierna, estaba muy húmeda, como él esperaba.
Tomo su ropa interior y la arranco de su cuerpo dejándola caer a un lado para meter sus dedos en su punto más húmedo.
Ella se sobresalto por la violencia de su actitud, pero todo aquello no había logrado mas que incrementar su deseo por él.
Dejo de tocarla por un momento mientras buscaba algo en sus bolsillos, supuso que un preservativo.
Aprovechando el momento abrió el botón del pantalón de él para tocar su erección, era tal cual como ella lo había imaginado, sumamente potente. Lo saco de la ropa interior y comenzó a acariciarlo de arriba para abajo con movimientos que iban en aumento.
El comenzó a gemir en respuesta a sus caricias y aparto sus manos para ponerse el preservativo, la tomo por las piernas alzandola y las coloco una a cada lado de sus caderas y la penetro fuerte, la embestía contra la pared con furia y desenfreno. Deseaba que aquel cuerpo borrara cualquier recuerdo de otra persona de su mente.
Ella hacia movimientos circulares con su cadera y lo apretaba con sus piernas mas dentro de ella, estaba por llegar al clímax y quería llevarlo con ella.
El busco su boca y arremetió contra ella de manera frenética sintiendola explotar en ondas de placer alrededor de su erección mientras él se dejaba llevar para compartir su placer.
Si aquello no calmaba su mente nada lo haría.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

wow HACE CALOR!!!
jajajajajajajaja
me encanto el capi! pobre Jacob espero que encuentre a alguien mejor que tanya la odio, seguro koko se apunta jejeje
espero el siguiente capi :P
*Gaby Cullen Black*

Princcipessa Cullen dijo...

Hola Gaby!!
Desde ahora considerame tu fan!!!
Yo soy Team Edward, pero tambien opino k Jake se merece algo mejor k Tania!!!
Cuando subes otro capi???
No nos dejes tan abandonadaS :(!!!
xOxO

Mer dijo...

Ummm, sabía que el anticipio era eso un anticipo de lo que estaba por llegar. Dejanos siempre sentir así tus emociones mi querida Gaby. Besotes miles

NaNaCullen NTLS* dijo...

lo amee! te felicito my gabyyy! es genial... aww ya kiero ver un edward bella ja ja