Free Cursors Sondra Twilight Fanfics: Fin se semana de locura - Parte final

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Fin se semana de locura - Parte final




Con todo mi amor para mis NTLS, ustedes son mi inspiración para escribir día a día.
Las Adoro.
 

LEMMON LEMMON LEMMON LEMMON
Más tarde esa misma noche los demás salieron del club para irse al campamento, era la última noche que pasarían allí, al día siguiente debían regresar todos a casa.
Al llegar al campamento Edward se dirigió a la carpa de Jacob para comprobar si había regresado, no se dio cuenta cuando había abandonado el club y estaba algo preocupado. No fue necesario abrir para constatar el regreso de su amigo, los ronquidos de Jake eran horribles pero lo tranquilizaron.
Bella estaba de pie mirándolo algo nerviosa, había decidido quedarse a pasar la noche con él y permitir que pasara lo que tuviera que pasar. Ella nunca había sentido algo así el era importante para ella, era especial, el hombre más especial que había conocido y no se explicaba como pero estaba convencida de que él sentía lo mismo por ella. No importaba nada mas, solo él y esta noche, ya el amanecer traería otras preocupaciones pero hoy eran solo ellos dos.
La voz de Emmett rompió el silencio
-         ¿Te gustaría darte un baño nocturno conmigo? – pregunto a Rosalie extendiendo su mano hacia ella a la vez que colocaba la otra mano en su espalda y se inclinaba ante ella como un caballero de antaño.
-         Será un placer mi querido caballero – le respondió mientras tomaba su mano y se acercaba a él – solo permítame ponerme mi traje de baño y estaré con usted enseguida – ambos rieron.
Alice y Jasper también rieron con la escena y luego se despidieron para ir a dormir.
Rosalie entro a la carpa para cambiarse mientras Emmett se quitaba la camisa y se quedaba solo con un bermuda con bolsillos a los lados del que sacaba su cartera para dejarla con sus cosas.
Edward tomo a Bella de la mano y camino con ella para sentarse en la orilla. Las olas bañaban sus pies, el agua estaba tibia. Bella se sentó junto a él y recostó la cabeza en su hombro.
Se quedaron en silencio un rato contemplando el mar frente a ellos.
Vieron a Emmett y Rose mientras entraban al agua salpicándose, riendo, jugando, se veían tan felices.
Bella entendía lo que los tortolos sentían en ese momento, ella estaba segura de sentir lo mismo.
Un fuerte suspiro de Edward la saco de sus pensamientos
-         No esperaba conocerte y ahora me da terror pensar en no volver a verte – susurro Edward con la mirada perdida en el horizonte.
Ella levanto la cabeza de su hombro acaricio su mejilla y lo hizo mirarla al decirle
-         Entonces no deberíamos perder el poco tiempo que nos quede juntos entristeciéndonos ¿No crees tú? –
Bella se puso de pie y extendió su  mano a Edward que la tomo sin decir nada para caminar hacia las carpas. Al llegar ella lo miro y el señalo la que estaba junto a la de Jacob.
La siguió adentro, ella se recostó en el colchón inflable y toco el espacio libre con la mano para que él la acompañara.
Edward se recostó de lado apoyando el codo en el colchón y la cara sobre su mano, la miraba con curiosidad mientras su rostro cambiaba de color al sonrojarse.
-         Pagaría lo que no tengo por poder leer tu mente en este momento – dijo sonriendo a lo que ella respondió aun mas roja
-         Yo pagaría el doble para no permitirlo nunca – lo miro a los ojos y acerco sus labios a los suyos rozándolos suavemente.
El cuerpo de Edward se tenso al principio pero de inmediato se dejo llevar por lo que sentía, su aroma lo enloquecía. Quería conocer todo de ella, tanto por dentro como por fuera, su más mínimo secreto, cada rincón de su blanca piel.
Afuera Rosalie y Emmett nadaban disfrutando de la noche apenas iluminado por un cachito de luna en cuarto creciente.
-         te diste cuenta que estamos totalmente solos, todos se fueron a dormir ya – le dijo Rosalie.
El miro hacia la orilla para constatar lo que ella le decía y la atrajo hacia si tomándola por la cintura para besarla. Fue un beso desesperado, estaba consciente de que aquella sería su última noche juntos, al menos por ahora, y quería saciarse de ella todo lo que le fuera posible.
Rosalie se colgó de su cuello y respondió el beso igualmente desesperada, parecía entender sus sentimientos y compartirlos.
El se separo de sus labios en  busca del preciado aire pero no perdió el contacto con su piel y siguió rozando con sus labios el contorno de su rostro hasta llegar al lóbulo de su oreja para besarlo, morderlo.
Ella jadeo en respuesta y enrosco las piernas en su cintura mientras restregaba su cuerpo contra su erección jadeando de nuevo.
El busco su mirada y ella asintió volviendo a besarlo. La llevo un poco más adentro donde el agua cubría casi por completo su pecho.
Bajo sus manos por la espalda de ella hasta llegar a sus glúteos y la apretó mas contra su cuerpo. Busco sus pechos con el rostro para frotarlos con sus labios por encima de la tela de la parte superior del traje de baño de ella.
Rosalie tomo la cinta que sujetaba el bikini en su cuello y la halo para soltarlo dejando sus pechos libres para la boca de Emmett, eso lo enloqueció y comenzó a besarlos de uno en otro, lamerlos, chuparlos, morderlos suavemente.
Los jadeos de ella se incrementaban y el los acallo con sus labios, apretando sus pechos contra el suyo para mantenerla cubierta.
Paso una de sus manos de su espalda a sus muslos acariciándola por la cara interior en busca de su parte más débil, se encontró con la tela del traje de baño, ella arqueo la espalda liberándose de sus labios para luego regresar a su rostro besándolo por todos lados, cuando sintió como uno de sus dedos esquivaba la tela para tocarla suavemente haciendo movimientos circulares sobre su clítoris. Rosalie contuvo un grito de placer mordiendo el cuello de Emmett moviendo sus caderas en respuesta a la forma en que la tocaba.
Soltó sus piernas de la cintura de él para buscar con su mano su erección, quería sentirlo,  tocarlo, saber como reaccionaba su cuerpo al de ella.
Abrió su pantalón y metió sus manos por su ropa interior para encontrarse con su dureza y dejarla salir, la deseaba tanto como ella a él.
-         Hazme… el amor Emmett– susurro a su oído con voz entrecortada.
El gimió como respuesta mientras ella volvía a enroscar sus piernas entorno a él.
Emmett aparto la tela del traje de baño y la penetro lentamente deteniéndose al sentir la barrera natural que le indicaba que era su primera vez.
-         ¿Primera… vez? – musito a su oído ella solo asintió, esto era la gloria .
Ella tenso su cuerpo en respuesta al dolor y se quedo quieta un par de minutos, luego se apretó contra él para hacerlo entrar más profundo.
El entraba y salía casi completamente de su cuerpo, primero lento para ir aumentando la velocidad al ritmo de los jadeos de ella, ambos estaban a punto de explotar, las uñas de ella se enterraron en su espalda cuando alcanzo el clímax, el se controlo un poco esperando que las contracciones de ella cesaran para embestirla algunas veces más antes de salir de su cuerpo al momento de correrse ya que no habían usado protección.
Se quedaron abrazados un rato mas besando todas las partes de sus cuerpos que tenían al alcance de sus bocas, él la bajo y arreglo su traje de baño para luego cerrar su pantalón y tomarla de la mano para salir del agua.
Caminaron hacia las duchas para sacarse el agua salada.
Ninguno de los dos dijo nada hasta que una lágrima resbalo por el rostro de Rosalie, Emmett la limpio con sus labios y la beso antes de decirle
-         Vamos a resolver esto Rose, no pienso estar alejado de ti por mucho tiempo, te quiero como no pensé que fuera posible en tan corto tiempo y quiero estar contigo siempre – la beso de nuevo.
Ella lo abrazo y asintió, confiaba en sus palabras.
En la carpa de Edward los besos iban y venían, la playera de Edward había desaparecido y el vestido de Bella seguía los mismos pasos.
Ella estaba dispuesta a entregarse a él sin restricciones, seria suya como nunca había sido de nadie.
Lo deseaba más que a nada y el la deseaba también.
Repetían sus nombres entre jadeos.
El la apretó contra su cuerpo y se aparto de sus labios, necesitaba controlarse,  debía hablarle antes de ir más allá.
-         Bella – susurro con la boca a centímetros de su oído, ella se estremeció – no quiero una aventura de una noche contigo, no sé como pero estoy totalmente enamorado de ti, se que fue rápido, que es una locura – el negaba con la cabeza tratando de encontrar la manera de explicarle lo que sentía, mientras ella lo miraba con adoración – no es necesario hacer esto, no debes demostrarme nada, yo estaré contigo siempre y esperare hasta que estés lista –
Quiso ponerse de pie pero ella no lo dejo, mientras le decía entre sollozos
-         Nunca en mi vida había estado tan lista para algo como lo estoy hoy, quiero entregarme a ti en cuerpo y alma, quiero ser tu amiga, tu novia, tu amante. Quiero ser tu mundo  como eres tu el mío ahora –
Lo beso con pasión y desenfreno, lo deseaba más que a nada  y sabía que no había en el universo entero otro hombre para ella que no fuera el que en este momento estaba entre sus brazos.
Edward le saco el vestido rozando el contorno de su cuerpo en el proceso lo que la hizo estremecerse.
Ella llevo sus manos al pantalón de él, abrió el botón, bajo el cierre y comenzó a bajarlo, el se levanto un poco para ayudarla.
El deslizo las manos por la espalda de ella y abrió su sostén, lo dejo a un lado mientras miraba sus pechos que bailaban al ritmo de su agitada respiración, acerco su rostro a ellos para besarlos suavemente mientras deslizaba sus manos por la espalda de ella hasta llegar a su ropa interior, deslizó sus manos dentro para acariciar sus glúteos, Bella arqueo la espalda estrechando mas  sus pechos contra el rostro se Edward.
El gimió y los beso mas desesperadamente luego comenzó a pasar su lengua del medio de sus pechos, bajando a su ombligo a la vez que bajaba sus pantys, llegando a su centro que ardía de deseo por él. La recorrió con su lengua suavemente, la saboreo una y otra vez sintiéndola desesperar por la necesidad de tenerlo dentro de ella.
Edward levanto un poco su rostro para poder contemplar su cuerpo desnudo. Era hermosa, su piel blanca y cremosa contrastaba con su cabello castaño, y sus ojos chocolate que lo devoraban relucían sobre sus mejillas ruborizadas a más no poder.
Ella aprovecho el momento de separación para bajarle el bóxer dejando libre su erección que clamaba por poseerla, ella también quería verlo desnudo, conocerlo en todos los sentidos posibles.
El busco un preservativo y se lo puso.
Bella lo atrajo hacia ella enredando sus dedos entre sus cabellos alborotados para besarlo con locura.
Edward se dejo caer sobre ella amoldándose perfectamente a  las curvas de su cuerpo. Ella separo un poco sus piernas para dejarlo entrar y el rozo su entrada húmeda y caliente con su erección.
Ella jadeo mientras él se separo de sus labios mientras preguntaba
-         ¿Estás segura? -
Ella lo Beso de nuevo como única respuesta y el comenzó a penetrarla despacio, dando tiempo a que su cuerpo se acostumbrara a su nuevo dueño.
El dolor duro poco y se hizo insignificante cuando el placer de sentirlo dentro de ella se apoderó de todo su cuerpo.
Lo apretó contra ella y comenzó a levantar  y mover sus caderas circularmente para sentirlo aun más profundo.
El incremento la fuerza de sus movimientos, salía y entraba a su cuerpo cada vez más rápido cuando sintió como halaba un poco su cabello para pegarlo más a su boca en un beso que anunciaba el alcance del máximo placer.
Sintió sus músculos contraerse alrededor de su erección para alcanzar su propio orgasmo unos segundos después.
La amaba, era suya, su mujer y así seria siempre.

A eso del mediodía ya tenían todo listo para irse.
Tanya e Irina se habían despedido de todos algo más temprano. Tal como Jacob esperaba este era el fin de la historia, sin números de teléfono, dirección o correo electrónico, cada quien su camino sin más.
Bella y Emmett se quedaron para ayudarlos a recoger.
Todo estaba dicho entre ellos las dos parejas, las universidades eran el siguiente paso y estarían juntos donde fuese que les tocara vivir esta nueva etapa.
En el estacionamiento más cercano a ellos un auto toco el claxon a lo que Bella dijo
-         Han venido por nosotros Em, debemos irnos –
Una chica sumamente blanca, con los ojos idénticos a los de Bella pero de cabello mucho más claro, casi bronce y un poco mas ondulado se acerco a ellos sonriendo.
-         Papá me mando por ustedes Bells, no está nada contento con que no fueses a dormir anoche y mamá está a una seña de lanzarlo por el balcón -  puso los ojos en blanco.
-         Yo imaginaba que para esta hora ya lo habría lanzado y venias a darme la fatídica noticia – respondió Bella riendo.
-         Ey chicos permítanme presentarles a mi otra primita – agrego Emmett señalando a la recién llegada – ella es La hermana menor de Bella, Vanessa o como solemos llamarla, Nessie. Es que es algo así como un monstruo, pariente del… -
No pudo terminar la frase ya que su pequeña primita se abalanzo sobre él para golpearlo de forma juguetona.
Se presentaron uno a uno hasta que llego el turno de Jacob.
Estrecho la mano de Vanessa sintiendo como emanaba una extraña energía entre ellos, busco su rostro para encontrarse con su mirada, sus ojos reflejaban los mismos sentimientos que los de él, su alma quedo clavada en aquellos ojos para siempre.





8 comentarios:

carla cullen dijo...

muy bueno!!Felicidades!!
Era el final perfecto cada quièn con su cada cual!!jaja
Espero tu pròxima historia con ansias..Eres muy buena!!
Besos vampìricos y nos leemos muy pronto!!
Carla C.

Princcipessa Cullen dijo...

Hay me encanto el final!!!
Fue super cute!!!
Felicidades y Gracias por esta historia!!!

Mer dijo...

Creer que esas sensaciones no nos llegarán, que ese amor no vendrá, cosa de locos será pues con tu forma de sentir nos transportas más allá de la realidad.
Besotes miles mi adorada Gaby. NTLS HN

Anónimo dijo...

nooooooooooo.... yo queria q continuaraaaaa..
pero bueno q se le va a hacer. muy bueno tu blog.
felicitaciones!!!!
un becho¡¡!
♥♥♥ MALE BLACK CULLEN ♥♥♥

NaNaCullen NTLS* dijo...

Me encanto mi gaby!
gracias por la dedicacion!
las NTLS estamos felices...

diana dijo...

huy huy huy esto fue lo mas lo mas por diossssssssssssssssss

Beth dijo...

Hace un poco-bastante calor o soy yo, leyendo este peazo lemmon? Por Dios, estoy pensando en irme de camping este año...

Anónimo dijo...

UUUUUUOoooooooo me fascino, ase poko k empece a leer fanfics y leiendo leiendo encontre tu blog y no se pk me llamo la atencion este de entre todos y empece a leerlo ace cuestion de 1 hora jejej, y ya lo termine, y la verdad estuvo hwemoso y ese final fue grandioso, me kede con gas de un pokito mas pero te kedo genial muxas felicidades, besos desde España. Maly