Free Cursors Sondra Twilight Fanfics: FIC ABIERTO: Rescatando tu alma por Flawer Cullen

domingo, 3 de enero de 2010

FIC ABIERTO: Rescatando tu alma por Flawer Cullen


Capitulo 7  “Entregándome al  amor”

Se tomaron de la mano y se encaminaron al auto, Edward deseaba darle una noche especial, en contra de lo que él siempre defendió “que solo estaría con ella cuando se casaran”, pero  entendió cuando Bella le dijo que ya no quería  perder el tiempo, ya suficiente habían perdido,  entonces Edward que lo veía de otra manera,  pensó que de cualquier manera ella sería su esposa, y por el momento quería darle lo que ella pidiera, y por supuesto que no le disgustaba para nada lo que ella quería en ese momento, ya que,  lo había desea con toda su fuerza, y desde hace mucho.
Edward hizo una llamada y le contesto Alice, ella rápidamente le dijo que no se preocupara que el equipaje y sus pasaportes  estarían  en el aeropuerto cuando ellos llegaran allá.
–pequeño duendecillo, ¿pero ….pero cómo? –
-¡Edward, Edward! hay hermanito porque me subestimas tanto, lo vi y también a qué lugar la llevarías y por supuesto que  hice los arreglos necesarios para una feliz y placentera estancia, muchas felicidades hermanito, se que la vas a pasar súper y por favor saluda a Bella, y no se preocupen tómense el tiempo que quieran, ¡lo necesitan!  Además estaremos ocupados haciendo encargos, haciendo compras y arreglando ciertos papeles…-
- Alice eres la mejor gracias - Y con esas palabras colgó para dirigirse al aeropuerto pensando que Alice se traía algo entre manos que no lo dejo ver, bueno ya tendría tiempo para averiguar que era.
- ¡¿Edward a donde me llevas-?! – pregunto Bella notoriamente intrigada.  
- Es una sorpresa y te va a encantar -
Bella, no dijo nada mas, pues a ella no le importaba a donde fueran siempre que estuviera con él. 
Se dirigieron a Seattle para tomar un vuelo que los llevaría rumbo a su destino,  viajaron a Canadá a una pequeña ciudad, un lugar muy pintoresco cerca de un lago, ahí Edward tenía  una hermosa cabaña  en medio del bosque junto al lago.
Cuando bajaron del avión tomaron un taxi que los llevaría  al lugar que los esperaba solo a ellos. Al momento de abrirle la puerta del taxi Bella no podía dar crédito a sus ojos, la cabaña era realmente hermosa y muy grande, estaba enclavada en medio del bosque y nada más
- ¡Oh, Oh!... Edward es realmente magnifica, es preciosa, ¡Wow!-
- Sabes amor, aquí es donde estuvimos la mayor parte del tiempo en el que estuviste en coma”… Ya verás por dentro te va a gustar mas.



-Bella-

Cuando llegamos no lo podía creer, era la cabaña más hermosa que me hubiera imaginado alguna vez, tenía un camino de piedra y  un porche con grandes troncos de árbol como columnas y un bello barandal, una banca para columpiarse y un decorativo juego de sala hecho de mimbre. Tenía una bella puerta enorme con vitrales de colores y unos ventanales con decorados en vidrio esmerilado a juego con la puerta y junto una gran cochera medio oculta.
Cuando llegamos a la entrada, el me cargo hasta la puerta de la casa, la abrió con una mano y  me bajo pasando el umbral  y me dijo que lo esperara un momento en lo que el despedía al taxi y metía el equipaje. Cuando me quede parada en medio del salón estaba impactada del lujo y de la grandeza del lugar, había un recibidor enorme con techo de doble altura y vigas de madera atravesando el techo, paredes de piedra y madera combinadas, en el living, un juego de sala blanca unas alfombras muy mullidas color marfil, una mesa de centro con un hermoso jarrón y flores silvestres, una gran chimenea de piedra con repisa de madera en cedro, tenía unos portarretratos (que después  curiosearía), del otro lado estaba un cuarto que tenía una enorme pantalla y mas sillones de piel color marrón con  decenas de cojines y alfombras muy afelpadas, acogedor y cálido, en medio de la gran sala y de frente a la entrada una enorme escalera hecha de grandes troncos.
Todo era bellamente rustico, elegante y muy acogedor, a pesar de estar solos se sentía como un hogar, tan cálido, la cocina era un sueño hecho realidad para quien ame cocinar claro está, con muebles grandes de caoba y todo el equipamiento moderno necesario para cualquier evento, a un lado el gran comedor con una mesa de una sola pieza de un tronco de roble rojo y a juego 10 sillas acojinadas y muy cómodas en apariencia. En el techo un juego de arañas de 6 focos en forma de ornamenta de venado hacia juego perfectamente con la decoración.
Detrás de un gran ventanal de puertas tipo francesas quedaba a una terraza, donde cómodos sillones individuales alrededor de una maceta enorme que servía de chimenea para exteriores decoraban el espacio, seguramente los Cullen pasaban tiempo allí contemplando el hermoso lago que estaba en frente, se veía la luna reflejada en el agua y miles de estrellas, aun no era invierno y era hermoso el espectáculo, a lo lejos se veía la aurora boreal, pronto amanecería me quede sin palabras.
Cuando Edward me tomo de la mano pegue un respingo, estaba tan distraída con tanta belleza que me olvide por un rato con quien estaba y donde, el lugar era mágico. Edward me llevo a la parte de arriba, tenia varias habitaciones por el numero de puertas que se distinguían a lo largo del pasillo pero Edward me dirigió a una que daba de frente a las escaleras, una enorme puerta de doble hoja (aquí todo era de gran tamaño) nos recibió al entrar.
Pensé que no me podría sorprender mas pero vaya que estaba equivocada, la habitación era grande, del lado derecho estaba un juego de sala muy hermoso, alfombra afelpada de color  arena de frente a ella una chimenea igual de bella que la de abajo a un lado un gran estante lleno de libros y una lamparilla al pie de un sillón reclinable en piel café chocolate. Del lado izquierdo se encontraba una cama gigante con un bellísimo dosel con sus cuatro columnas de madera tallada con un hermoso  trabajo de ebanistería y telas vaporosas, un edredón en color bronce con tonos marrones cubierto de cojines color naranja oxido, blanco perla y dorados, a un lado de la pared estaban unos enormes espejos que a la vez eran las puertas de  un baño vestidor muy grande, tenía una tina de jacuzzi.
La cama también esta de frente al gran ventanal que cubría casi toda la pared del fondo de la habitación y que tenía una terraza como la del comedor pero por la altura que estábamos, la vista era simplemente única.
–Edward esto es maravilloso, es adorable y ¿es de ustedes? –
-Bueno era mía la compre para poder cuidarte y estar lejos de la gente - 
-“¿era?”-
-Sí, era porque ahora es tuya, es un regalo para que nunca olvides esta noche - Edward se acerco y me tomo de la cintura atrayéndome hacia él y me beso apasionado, un beso largo, profundo, mordiendo mi labio inferior y haciéndome sentir temblores en todo el cuerpo. Aferre los dedos a su cabello y deje salir un pequeño gemido de placer, el se retiro lentamente y me pregunto que si necesita unos minutos para ponerme más cómoda, yo le respondí que sí…. 
-Tu equipaje ya están en el vestidor, parece que Alice te ha mandado todo lo necesario-  
-…Edward eso es algo que me tienes que explicar después, las cosas raras que suceden en mi familia, me molesta  que yo sea  la única que lo ignora -   
-Si  amor lo haré – prometió.


                                               -Edward-
Ella estaba realmente complacida por lo hermoso del lugar. Cuando contrate a mi inmobiliaria les pedí que fuera un lugar tranquilo, alejado de la civilización y sobre todo lo más hermosa y reconfortante que fuera posible, pues era para una persona muy especia y quería que a ella le gustara, ahora que puedo ver su rostro estoy muy complacido de haber escogido esta casa y con ella recorriéndola me hace sentirlo un verdadero hogar que estoy en casa.
Le he pedido que se ponga más cómoda para relajar mis nervios, estaba realmente nervioso, tengo que concentrarme en ser cuidadoso y tierno, yo nunca he tenido sexo con nadie, nunca y no sé qué reacción provoque en mi, aunque se bien como provocar a una hermosa mujer a mi mujer y daré mi mejor esfuerzo por complacerla sin lastimarla.
Después de unos minutos ella salió con un pequeño camisón de encaje traslucido en color blanco de  tirantes diminutos y con el escote muy pronunciado que le llegaba a la mitad de sus muslos, ¡¡y no tenia ropa interior!!  ¡Wow! el pelo suelto y un poco alborotado, se veía excesivamente sexi y hermosa.
La tome de la mano y la lleve al pie de la cama y le bese la mano recorriendo su brazo con besos, me detuve en el dobles del antebrazo y la bese suavemente, seguí mi camino hacia el hombro y me deslice al cuello, su olor era delicioso su piel tan suave y tersa, ella se ruborizaba cada vez mas y su corazón empezaba un tamborileo más acelerado junto a su respiración, pase a su clavícula lento y bese su barbilla, sus mejillas, la punta de su nariz, sus ojos y regrese a sus labios.
-Bella, te amo, eres el amor de mi existencia, te deseo como un loco y serás mía esta noche, te tendré toda para mi, Bella entrégate completa no temas nada yo te cuidare-  
-Edward, te amo soy tuya te entrego mi cuerpo, mi alma, mi ser, y mi vida tómala si así lo quieres, me entrego a ti por completo,  y no temo hacerlo, eres el amor de mi existir sin ti no podría soportar este mundo-
Continúe mi camino y Bella tocaba mi pecho con ternura y deseo. Empezó a desabrochar mi camisa despacio, tomándose tiempo encada botón. Yo besaba nuevamente sus labios profundamente, Bella entreabrió su boca y dio paso a mi lengua para que la explorara y sintiera el ardor que la quemaba por dentro. 
-¡oh! Edward!- Ella susurro muy quedamente rozando mis labios y yo los abandone para posarlos en su cuello besando poco a poco y lentamente, bajando en busca del centro de sus pecho que eran redondos y firmes, perfectos para mis manos.
Empujé suavemente los tirantes de su camisón, fue cayendo, deslizándose por sus brazos y codos, dejando al descubierto los pechos.
Suspiré al verla detenidamente, el camisón  siguió cayendo por su cintura y sus caderas, ella tenía un hermoso triangulo en su centro. Sentía que moriría nuevamente ante este espectáculo, por ultimo cayó al suelo, recorrí su camino, pase rozando los pechos, sus pezones apenas  tocándolos con los labios. 
-Bella-
Sentía que las piernas me temblaban, creía que me encendía por dentro y lo dejaba ver al hacer pequeños sonidos de placer, mientras Edward fue bajando y dejando besos por todo el camino, besos tiernos suaves, pero con un notorio y profundo deseo de saborearme, de hacerme sentir especial única como él me veía. Yo seguía tocándolo, enredando los dedos  en su suave y sedoso cabello y repitiendo su nombre sin cesar.
- Edward te amo –
-¡huuummm!  ¡Ah! –
 -¡Edward te amo, he soñado este momento desde siempre!- Mi  hermoso ángel mi ¡Edward! …mío solamente mío.
- Aunque no recuerde mi pasado Edward se que te he deseado siempre, tan loca y desesperadamente….
- Lo sé,  mi amor… lo sé, yo también te he deseado, te he esperado desde antes de conocerte desde siempre, mucho antes de que existieras yo ya te deseaba, y ahora estas aquí conmigo y no te irás nunca más, de ninguna forma posible de mi lado…¡Oh! Mi amor, mi Bella te amo-
Edward no dejaba de besarme hasta llegar al piso y sacarme los pies del camisón que se encontraba enredado, lentamente me pidió que me sentara y empezó a besar mis pies, los tobillos las piernas tomándose turnos para cada centímetro de piel, beso la parte interior de mi rodilla y fue subiendo lentamente besando centímetro a centímetro, llegando a la ingle y rozando con la nariz mi pequeño triangulo… Me sentía volar  y sentía la respiración de Edward tan cerca de mi entrepierna que empezó a mojarse con una deliciosa sensación.    
Edward no me daba tregua y empezó acariciar mi pequeño triangulo, paso una mano hasta mis senos y empezó a tomarlos con toda su mano cerrando sus dedos  hasta  la punta de ellos uno por uno hasta dejar más erectos mis pezones que dolían pero ese dolor era de placer de mil sensaciones.
Edward estaba separando mis labios inferiores y los tomaba haciendo que gimiera ahora con más fuerza y retorciendo mi cuerpo. Podía ver en el rostro de Edward como si fuese a  explotar de placer  con cada uno de mis gemidos.
- ¡Edward no puedo más! Mi amor ,me estas matando –
- Bella mi amor siente, solo siente un poco más - me tomo con la boca por completo y di un grito de placer mientras me torturaba con la lengua haciendo presión en mi pequeño botón y succionando toda mi intimidad. Fue deslizando un dedo lentamente dentro de mi vagina, yo seguí gimiendo con  más fuerza y de nuevo grite su nombre una y otra vez.
- Bella vente para mi amor, córrete, te estoy preparando para que me recibas dentro de ti - Edward introdujo otro dedo a lo que Bella respondió con un fuerte gemido
-¡Oh! Edward mi amor hazme tuya por favor, siento que estallare de placer o mi amor ¡Edward! –
- Si mi amor solo te estoy preparando, vente para mi preciosa, córrete para mí y metió el tercer dedo y bella en ese momento tuvo un orgasmo alucinante –
- ¡¡¡Edward!!! - Grite descontrolada  Edward subió hasta tomar mi boca.
- ¡Dios! ¡Qué bien sabes, eres única, especial! - Y continuó besándome. Estaba desesperada por quitarle la ropa por completo.
- ¡¡Edward te necesito dentro de mi te lo suplico ahora - Edward me ayudo a quitarle la ropa por completo y pude apreciar su cuerpo desnudo, era una alucinación, era el cuerpo más perfecto que ella recordara y su excitación se notaba, su pene era grande y grueso, solo de imaginarlo dentro de mi casi me provoca otro orgasmo. Lo tome con mis manos algo nerviosa y cerré los dedos alrededor y empecé a subir y bajar haciendo que Edward rugiera y apretara sus quijadas, después de unas cuantas caricias lo hale para acercarlo a mí y lo tome entre labios dejándolo entrar hasta el fondo de mi garganta, entraba y salía de mi boca y Edward estaba por explotar y gruñía provocando que me excitara aun más.
Se retiro despacio  y se subió a la cama recostándome en el centro de la enorme cama y me beso nuevamente con pasión y  deseo de seguir haciendo el amor, juntos como uno solo. El seguía torturándome con sus besos y yo reclamaba por el.
- Si Bella, tengo que prepararte para que me recibas y no sientas tanto dolor es tu primera vez, ¿lo entiendes? necesito que estés  mas mojada para mi amor -Y volvió a estampar su boca con la mía luego bajo a mis pechos y los tomo uno a uno tomando su tiempo, succionando y dándome placer, regreso a mi boca y bajo una mano para tocar de nuevo entre mis piernas y empezó a mover los dedos haciendo círculos, me sentía explotar de nuevo y otro orgasmo imparable inundo mis sentidos.
Edward me sonreía y se poso encima de mí, separo mis piernas doblándolas hacia arriba, se acerco más a mi entrada y la rozaba con la punta de su pene, me arquee y subí más las piernas hasta  cruzarlas en la espalda de Edward que se fue  introduciendo lenta, muy lentamente para que mi cuerpo lo recibiera y evitar el dolor lo mas posible.
- Un poco más Edward – reclamaba desesperada, no me importaba un poco de dolor a cambio del placer que sabia guardaba para mí su cuerpo.
- Si amor deja que tu cuerpo me acepte y se acostumbre al tamaño - termino de entrar por completo haciendo que diera un grito y rompiendo por completo mi virginidad. 
- ¿Amor estas bien? ¿Quieres que retroceda? – pregunto asustado al dejar de moverse.
- ¡No mi ángel ¡no solo sigue es solo placer por lo que grito por favor no pares. Edward se detuvo un poco para que me acostumbrara a su cuerpo, me besaba me lamia los labios, me besaba el cuello, el lóbulo, y empezó a moverse poco a poco , estaba extasiada me sentía en el paraíso.
- Bella -  gemía.
- ¡mas Edward, mas…por…favor! No pares amor – le gritaba - ¡Edward!  Mas, mas ¡Oh, Dios creo que moriré, se siente tan bien! – Edward seguía ahora tomaba más fuerza y me  embestía hasta el fondo chocando nuestros cuerpos.
- ¡Bella, mi… Amor! No podre resistir estar separado de ti después de esto - escuche un gruñido muy fuerte y eso me llevo a mi tercer orgasmo mientras Edward hacia lo mismo solo que el tenia la fuerza para seguir y no parar,  siguió embistiendo con fuerza y rítmicamente haciendo que tuviera otro orgasmo y él me acompaña con su propia explosión.
Sentía que se desmallaba de tanto placer y Edward decidió darme tregua y dejarme descansar pues yo no tenía la resistencia que él. 
- Bella amor ¿Te siente bien? ¿Te he  lastimado? - me besaba tiernamente en toda la cara y yo reía.
- no amor estoy más que bien. Me siento realmente feliz, única y especial,  tú me lo haces sentir y quiero más, nunca me cansare de ti, de tu cuerpo, de tu olor – Edward se echo a reír.
- Si mi amor, yo también quiero más pero tú eres humana y necesitas un poco de tiempo para recuperarte.
Así pasamos todo el día hasta bien entrada la noche nuevamente. Hicimos el amor de muchas formas y posiciones teniendo múltiples orgasmos hasta el agotamiento, bueno el mío.
Caí rendida, sentía que el cuerpo se me caía a pedazos  pero estaba tan feliz y satisfecha que no le di importancia ni siquiera a alimentarme, para mí esos momentos y el lugar eran mágicos,  pero el ser con quien estaba compartiendo todo eso era el cielo y la gloria en el mismo paraíso.
Desperté muy entrada la mañana y Edward ya me tenía el desayuno listo, no lo rechazo por que sentía que me comería un elefante yo solita.
- Buenos días mi amor ¿como dormiste? –
- Muy bien dormí como un bebe,  gracias y tu como has pasado la noche ¿pudiste dormir? ¡jajá! –
- No porque cierta personita no me dejaba hacerlo, y no pegue un ojo en toda la noche, pero no importa porque esta noche me tocara a mí, no dejarla pegar un ojo en toda la noche… ¡¿Más  Edward?!  -
- ¡jajaja! Ok me rindo y me confieso culpable, espero que cumplas la amenaza ya deseo que llegue la noche. El desayuno esta exquisito ¿donde aprendiste a cocinar amor?” 
- ¿sabias que hay cursos por la internet?
- ¡Wow! Pues eres el alumno más aplicado, te quedo delicioso, gracias mi vida –
- De nada, estoy para complacerte, tú pides y yo obedezco.  ¿Quieres ir a caminar por el lago? te va a encantar –
- Claro por supuesto y hablando de complacer, mientras caminamos ¿podrías hablarme de mi amorosa familia y de todo lo que se refiere a lo que son?
- por supuesto, es muy justo lo que pides yo te diré todo lo que quieras –
- ¿Edward? –
- ¿si amor? –
- ¿cuanto tiempo podremos quedarnos aquí? –
- Todo el que mi princesa quiera, tu eres la que manda y esta es tu casa no lo olvides los papeles ya están a tu nombre, es tuya dispón lo que quieras de ella - 
- ¡oh Edward! ¿De verdad es mía? nunca pensé que tendría algo así, te amo Edward, gracias a ti tengo un hogar mío… solo nuestro… -
- si mi amor nada me complace más que darte todo lo que desees –
- ¿pero cómo es posible que tan rápido este a mi nombre?  -
- hay alguien que en este momento ya  lo hizo pero de eso ya hablaremos luego –
– ¿Edward? querré quedarme siempre – le asegure.
- Bueno será para siempre entonces –
- Solo que también extrañare a toda la familia. ¡Bueno por ahorita no pero si mas tarde! –
- No te preocupes por eso ya lo arreglaremos después, por ahora disfrutemos de nosotros y nada más –
- ¡Eso me agrada! Te amo – lo bese suave y rápidamente en los labios. 
- y yo a ti, te amo con locura – me respondió perdiéndose de nuevo entre mis labios.

Image and video hosting by TinyPic


***********************************************************



Image and video hosting by TinyPic

5 comentarios:

Mer dijo...

Feliz 2010 mi Flawer! Tanto tiempo esperándolo. Genial! El amor, siempre el amor, nos culmina y nos eleva tanto que a veces, solo a veces, podemos rozar las estrellas. Besotes miles

Anónimo dijo...

0.0

0.0

0.0

si bueno, emmm no se que poner
estoy en shok, woooowwwwww
mi Flawer!!! >.< WOOWWW
esta MUY BUENO y LINDO
bueno sigo en shok
pero sabes que te quiero
y WOWWWW yo tambien quiero
ir a esa cabaña en Edward >.<
porfis
porfis
que lindo estoy super emocionada
wiiiii
wiiiiii
wiiiiiii
bueno y me voy
ire a convencer a Vane para que
me lleve a una cabaña >.<
jejejeje

besos


.......* Gaby Cullen Black *.......

Anónimo dijo...

hola wow me encanto el capi estubo buenisimo simn palabras !!! bueno es pero leerte pronto chauuu suerte besos

kosca dijo...

uff q calor no e podido seguir la cuenta, es muy bueno, felicidades,( x favor q es un fic abierto lo de fic lo se es lo de abierto lo q no entiendo) besos y axuxones desde españa

diana dijo...

uf ufffff que calor madre mia por dios me encantoooooo