Free Cursors Sondra Twilight Fanfics: EL OTRO LADO DE LA LUNA - CAPITULO VIII

sábado, 24 de octubre de 2009

EL OTRO LADO DE LA LUNA - CAPITULO VIII




Capítulo VIII: Distancia.

-          El juego ha sido suspendido por lluvia – bromeo Seth tratando de relajar un poco el ambiente, el tampoco estaba cómodo con lo sucedido pero no parecía estar tan afectado como Jacob o Quil.
-          Bueno eso significa que nosotros ganamos – añadió Rosalie a lo que Alice y Jasper rieron al unisonó y de inmediato mamá aprovecho la interrupción para ofrecernos la merienda.
-          Chicos dejen ya el juego y vengan a comer algo, tengo pastel y algunos sándwiches –
Nos sentamos todos en el improvisado, que no era tal cosa jamás, merendero que mamá y Claire habían arreglado.
Jake y Quil apenas probaron bocado, eso era de gravedad, y no pronunciaron más que un par de palabras el resto de la tarde.
Ya de regreso en la casa me di una larga ducha con agua tibia y me senté frente a mi PC para revisar los correos, quería distraerme en algo, lo que fuera.
Abrí el MSN, quizás chateando con alguien distraería mi mente, así fuese con el mismo Jasper, cualquiera que mantuviese mis pensamientos alejados de Isabella estaría bien en este momento.
·        Isabella dijo:
Buenas noches Edward.
Me quede mirando el recuadro de conversación que acababa de aparecer en mi pantalla y como ya es costumbre para mi cuerpo al reaccionar en todo lo referente a esa mujer, no reacciono.
¿Es que no puedes distraerte chateando con ella Edward? de seguro esta que no pensaras en Isabella mientras tanto, que idiota podía ser algunas veces.
No creo haber pasado horas mirándolo pero si un par de minutos antes que un segundo mensaje entrara.
·        Isabella dijo:
Buenas noches Edward.
Al parecer no estas allí, bueno solo quería saludarte.
Te veré mañana en el instituto.
Que descanses

-          No espera – grite, que tonto ni que pudiese escucharme-
Logre teclear algo antes de que se desconectara.
·        Isabella dijo:
Buenas noches Edward.
Al parecer no estás allí, bueno solo quería saludarte.
Te veré mañana en el instituto.
Que descanses
·        Edward Cullen dijo:
Hokla Isabella.
¿Como estas?
Para escribir esta frase me tome mi tiempo, ya el Hokla estuvo lo suficientemente mal
·        Isabella dijo:
Buenas noches Edward.
Al parecer no estás allí, bueno solo quería saludarte.
Te veré mañana en el instituto.
Que descanses
·        Edward Cullen dijo:
Hokla Isabella.
¿Como estas?
Disculpa es que no me había fijado que me escribías.
Mentí obviamente no le diría es que me quede congelado viendo que me escribías, primero muerto.
·        Isabella dijo:
Buenas noches Edward.
Al parecer no estás allí, bueno solo quería saludarte.
Te veré mañana en el instituto.
Que descanses
·        Edward Cullen dijo:
Hokla Isabella.
¿Como estas?
Disculpa es que no me había fijado que me escribías.
·        Isabella dijo:
No te preocupes.
Quería disculparme por no haberte llamado pero alguien no me dio su número de celular así que me fue imposible =)
A claro échenle la culpa a Edward, como si ella lo hubiese pedido en algún momento pensé.
·        Isabella dijo:
Buenas noches Edward.
Al parecer no estás allí, bueno solo quería saludarte.
Te veré mañana en el instituto.
Que descanses  
·        Edward Cullen dijo:
Hokla Isabella.
¿Como estas?
Disculpa es que no me había fijado que me escribías.
·        Isabella dijo:
No te preocupes.
Quería disculparme por no haberte llamado pero alguien no me dio su número de celular así que me fue imposible =)
·        Edward Cullen dijo:
Tranquila ¿ya estamos hablando no?
Además tampoco recordé pedirte el tuyo =P
·        Isabella dijo:
Ni yo recordé dártelo, así que al parecer estamos a mano =P
Podemos resolver eso mañana en el instituto y luego ir… no sé a cualquier lado para hablar un rato ¿te gustaría?
·        Edward Cullen dijo:
Claro, sería estupendo.
·        Isabella dijo:
Entonces es una cita, mañana al salir de clases te veo.
·        Edward Cullen dijo:
Es una cita =). Oye y ¿Cómo obtuviste mi correo?
·        Isabella dijo:
Fácil de un correo de Alice jeje =P
·        Edward Cullen dijo:
Claro como no se me ocurrió antes.
·        Isabella dijo:
=S yo  te creía más inteligente jajajajaja
·        Edward Cullen dijo:
Muy graciosa =P.
·        Isabella dijo:
Siempre jeje.
Nos vemos mañana en el instituto ya debo desconectarme, voy a cenar.
·        Edward Cullen dijo:
Ok, provecho.
·        Isabella dijo:
Gracias, bye.
·        Edward Cullen dijo:
Hasta mañana.
Me quede mirando la ventana de la conversación incluso un buen rato después de que ya se había desconectado.
Suspire un par de veces y cerré el MSN lanzándome de inmediato sobre la cama, esta noche pensaba dormir como un bebe, ojala mi amigo el lobo estuviese de acuerdo.
Gracias mi querido lobito por dejarme descansar toda la noche pensé en cuanto sonó el despertador, no había soñado absolutamente nada.
Estaba tan descansado como hace ya no se cuanto tiempo no me sentía, definitivamente la ansiedad por todo lo referente a Isabella había desaparecido, al menos de manera temporal, ya me daría mi respectivo ataque si no se daban los planes de hoy.
Incluso en clima fuera de mi habitación parecía estar tan resplandeciente como me veía yo, el día sería perfecto.
Cuando me senté en el desayunador, mamá me miro evidentemente sorprendida.
-          Buenos días cariño, pareces haber pasado una excelente noche, hace días no amanecías de tan buen ánimo – sonrió cálidamente.
Hasta ese momento no me había dado cuenta que inclusive estaba silbando.
-          Buenos días hermanito, creo que te hace falta chupar un limón – bromeo Alice al entrar a la cocina – quizás te ayudaría a borrar un cuarto de la infinita sonrisa que traes en el rostro –
-          Bueno hermanita dormí muy bien anoche – se acerco a mi oído para susurrarme.
-          ¿Solo por eso estas tan contento? O ¿Has tenido noticias de mi cuñadita? – me miro con ojos entrecerrados antes de reírse nuevamente.
-          Las dos cosas enana, las dos cosas – respondí entre dientes.
Desayunamos rápidamente y salimos para irnos al instituto.
En cuanto entramos a la cochera me subí al auto de Alice, que me miro expectante.
-          Si voy a salir con Isabella después de clases, es preferible que nos vayamos en tu auto – puse los ojos en blanco y me puse el cinturón de seguridad, dando el tema por terminado, claro solo por mi cuenta, el pequeño monstruo tenía otros planes.
-          ¿Tienen una cita y no me habías dicho nada? – metí el dedo en mi oído y lo removí tratando de aliviar el dolor causado por el intenso grito, como animal agonizante, que acababa de dar Alice.
-          Por Dios Alice, aprecio sobremanera mi sentido auditivo – se que emití sonido mas no fui capaz de escucharme claramente pues mi oído aun pitaba – apenas nos hemos quedado solos, no pensarías que iba a contarte delante de mamá – puse los ojos en blanco.
-          Oh… lo siento Edward es que me emocione demasiado – dijo antes de volver al interrogatorio – bien ahora cuéntamelo todo y sin perder ni un detalle – una esplendida sonrisa le cruzaba el rostro.
-          No hay mucho que contar enana, anoche hablamos por el MSN y quedamos en salir hoy después de clases y eso es todo – concluí de manera irrevocable.
No desistió en sus intentos de obtener más información pero la interrumpí cada vez que abría la boca.
Supongo que Isabella no se salvaría de su parte en cuanto se encontrara con ella.
Tristemente el hermoso e iluminado día se había convertido de nuevo en un día típico de Forks, nublado.
Al llegar los chicos nos esperaban como de costumbre aunque las caras de Jake y Quil no tenían mejores expresiones que el día anterior.
Después de los saludos habituales comencé a buscar el coche de Isabella en el estacionamiento. Ya comenzaba mi correspondiente ataque de ansiedad cuando lo vi entrar para aparcar a tres lugares de donde me encontraba.
Como siempre lucia muy hermosa, con un sweater lavanda con flores bordadas en tonos pasteles y un jean prelavado que acentuaba sus curvas.
 En cuanto nuestras miradas se encontraron me sonrió lo que provocó que mi corazón diera brincos de alegría dentro de mi pecho buscando por donde salirse. 
Se me acerco y me dio un beso en la mejilla casi rozando la comisura de mis labios, sus labios fríos dejaron mi piel ardiendo por el contacto, me llene los pulmones con su dulce aroma y me sentí desfallecer debido a la proximidad de su cuerpo con el mío.
En cuanto se percato de lo que causaba en mí, su cálida sonrisa fue sustituida por una mueca picarona y se alejo lo suficiente para darme espacio para recuperarme.
El grandulón pasó a nuestro lado mirándola a manera de reproche y siguió su camino sin volverse de nuevo en nuestra dirección.
-          Buenos días chicos – saludo Isabella haciendo un ademan con la mano - ¿Nos vamos a clases Alice? – mi hermana asintió mirándome de reojo como si esperara que cayese al piso en cualquier momento – nos vemos a la hora del almuerzo Edward – fue mi turno de asentir, me aterraba que mi voz sonara como un pito si abría la boca, se despidió dirigiéndose a las aulas junto a Alice y Rosalie que las seguía refunfuñando.
Para el receso de la segunda hora la actitud de Jacob no había mejorado nada. Estaba sentado en una de las bancas del pasillo, abstraído con la mente en otro lado.
-          ¿Por qué tan pensativo hermano? – pregunte acercándome en su dirección, parecía realmente preocupado.
-          No es nada importante o por lo menos eso dice Billy – su respuesta me lleno de más interrogantes que aclaratorias, daba la impresión de tratar de convencerse a sí mismo de la veracidad de sus palabras – ¿recuerdas que Embry está enfermo? Bueno más bien estuvo como pudimos ver todos ayer -
No tenía idea de que tenía que ver Billy o más bien sus opiniones con la enfermedad de Embry, a menos claro que ahora Billy fuera médico y yo no lo supiese, más competencia para mi padre pensé evitando una sonrisa ante la evidente preocupación de mi amigo.
-          No te entiendo Jake ¿a qué te refieres? – volví a preguntar.
-          ¿Recuerdas cuando Sam desapareció hace una semana? – cada vez entendía menos.
-          Claro el lunes Seth nos aviso que había aparecido, pero ¿qué tiene que ver eso con la enfermedad de Embry?
-          A eso voy Edward, después de la desaparición de Sam comenzaron a enfermarse los chicos de la reserva y ¿donde están una vez recuperados? – comenzaba a ver a donde quería llegar Jacob con todo esto, el creía que Sam tenía algo que ver con lo sucedido con los chicos y más aún con Embry – con Sam, Embry nunca ha sido su amigo y menos aún de Jared o del insoportable, petulante de Paúl.
-          Mmm creo que sé a que te refieres – respondí aunque aún tenía mis dudas - ¿Y qué pinta Billy en todo esto? –
-          Le he comentado todas mis sospechas y solo me asegura que todo está bien y lo que es peor me repite una y otra vez que espera que pronto pueda comprender lo que sucede – negó y se llevo las manos a la cabeza repetidamente como tratando de hacer entrar los razonamientos de su padre para lograr comprenderlos – lo he visto hablando con Sam en varias oportunidades y estoy seguro que sabe más de lo que dice saber, me está ocultando algo Edward, todos están ocultando algo y Embry ni siquiera me permite acercarme a él – estaba a punto de perder el control, su mirada era desesperada y confusa.
-          Vamos Jake, seguramente todo esto tiene alguna explicación y no es nada tan grave como tú crees – trate de confortarlo de algún modo. Suspiro fuertemente para luego añadir.
-          Eso espero Ed de verás me desespera toda esta situación me siento maniatado, como si algo grave estuviese por suceder – suspiro de nuevo – gracias por escucharme hermano pero será mejor que nos vayamos a clase o se nos hará tarde.
-          Claro Jake vamos –
Lo mire levantarse, su ánimo no había mejorado para nada y me había dejado bastante preocupado a mi también. Lo seguí para entrar a clases, tendríamos que pensar en cómo averiguar lo que estaba sucediendo.
Llegue a la cafetería casi de carrera, para ese momento no tenía cabeza para otra cosa que no fuera hablar con Isabella.
Para mi sorpresa tanto ella como el grandulón, quien conversaba alegremente con Rosalie, estaban sentados en nuestra mesa junto con Alice, Jasper, Seth, Quil y Claire.
Les salude con la mano y me dirigí a la fila para retirar la comida. En cuanto me sirvieron me gire para irme a la mesa cuando vi, completamente sola en una mesa retirada frente a las ventanas del final de la cafetería a Leah. Su expresión era tan triste y desolada mientras su mirada estaba fija a través del cristal donde se estrellaban las gotas de lluvia que caían afuera.
De pronto me halle en una disyuntiva, quería ir corriendo sentarme con Isabella pero la imagen de Leah y su gran tristeza se había fijado en mis parpados de manera torturante.
Me acerque a la mesa donde me esperaba Isabella y coloque la charola sobre la tabla y le susurre al oído
-          En un minuto regreso, quisiera hablar con Leah un momento ¿Te importa?
-          Ve tranquilo – me respondió después de echarle una mirada de reojo – lo que me está contando Alice es muy interesante y me mantendrá distraída hasta tu regreso – la sonrisa de evidente complicidad entre esas dos mujeres me hizo estremecer, sabrá Dios que estaría contándole el pequeño monstruo.
-          Por favor no creas nada de lo que te diga de mi – bromee antes de casi trotar hacia la mesa donde se encontraba Leah. }
Apenas noto mi presencia cambio el semblante por completo, la dura y colérica expresión que se mantenía en su rostro desde que Sam había roto con ella regreso de inmediato.
-          Vengo en son de paz Leah – dije levantando las palmas de mis manos al estilo policiaco - solo quería saber como has estado –
Enseguida relajo sus facciones y suspiro antes de susurrar casi para ella
-          Definitivamente contigo siento la necesidad de dejar ver mis debilidades -  me hizo un ademan con la mano señalando la silla frente a ella para que me sentara -  ¿Qué quieres saber sobre mi miserable existencia Edward? oh discúlpame eso sonó a melodrama – esbozo un mueca que parecía una agonizante sonrisa.
-          Lo que quieras decirme Leah, estoy aquí para escucharte y ayudarte en lo que pueda si tú me lo permites – era sincero, sentía un cariño real por Leah y verla así de triste y confundida me afectaba de cierta manera.
-          Te lo agradezco mucho Edward, tu siempre tan amable pero de verdad estoy mucho mejor – respondió sin mirarme como si evitara que pudiese leer la verdad en sus ojos.
-          Solo quiero que sepas que cuantas conmigo para lo que necesites y es en serio Leah – la hice voltear a mirarme mientras decía esto a lo que ella respondió.
-          Lo sé Edward y en cuanto me sienta capaz de hablar con alguien será a ti al primero que buscare pero por ahora necesito estar sola – en sus ojos comenzaban a mostrarse la lagrimas queriendo escapar-
-          Estaré disponible para ti cuando me necesites Leah, cuanta con eso – le asegure mientras me ponía de pie para irme – cuídate por favor –
-          Tu también Edward, muchas gracias por preocuparte por mi – se volvió de nuevo hacia la ventana su mirada se perdió en el infinito de nuevo de manera instantánea.
Regrese a la mesa con el tiempo suficiente para comer antes de regresar a clases, escuche a Alice contarle a Isabella las historias que mamá y papá contaban sobre mis travesuras siendo un niño pequeño y a pesar de que cualquiera estaría completamente abochornado, yo estaba encantado de ver las sonrisas que aparecían en el rostro de Isabella cada vez que me miraba buscando la confirmación de lo que mi hermanita le contaba.
-          Nos encontramos en el estacionamiento al finalizar las clases Edward – me pregunto mientras caminábamos fuera de la cafetería – podemos ir a ver una película a Port Ángeles o hacer cualquier otra cosa –
-          Me parece muy bien pensare en algunas posibilidades antes de la salida, has tu lo mismo – conteste sonriéndole antes de tomar el rumbo al edificio contrario al que ella se dirigía.
El resto de las clases pasaron rápidamente y la tan esperada hora de salida llego.
Me dirigí corriendo al estacionamiento para encontrarme con Isabella esperándome junto a su auto en compañía de Alice y Jasper.
No pude evitar ver como el grandulón seguía disfrutando de una nueva conversación con Rosalie, se llevaban de maravilla o por lo menos lo aparentaban.
-          Creo que nos iremos en mi auto – me dijo sonriente.
-          Si hoy hemos venido en el coche de Alice y no querrás que la dejemos sin auto ¿O sí? – me divertía muchísimo como se daban las conversación entre nosotros.
Nos despedimos de todos, no pude evitar sentirme agobiado por la expresión del rostro de Jacob cuando me despedí, estaba igual o peor que cuando hablamos en la mañana.
-          Entonces Edward ¿Qué planes te pasaron por la mente para nuestra cita? -  me pregunto mientras el auto salía a la carretera principal – yo tengo unas cuantas pero me da curiosidad conocer primero las tuyas, quizás coincidamos el algunas ¿No crees? – la expresión divertida de su rostro al mirarme era hipnotizante.
-          Ya se nos ocurrirá algo Bella, pero te aseguro que nuestra primera cita será perfecta  –
****************************************************************
Hola mis amores, disculpen lo tarde pero he estado algo resfriada y no me he sentido muy bien. No había podido terminar el capi antes pero ya aquí se los dejo, espero que les guste.
L@s Quiero Mucho,
Gaby Black.    


6 comentarios:

Lullaby dijo...

Hola Gaby!!!... que lindo capi,,,, que van a hacer en su primera cita???... que incognita!!!
Besos y actualizá El principe por fa!!!!
Besos!

Anónimo dijo...

HERMANIIII espero que te mejores
muy pronto!!! te extraño :(
como siempre me ENCANTA EL CAPI!!!
wiiiiiiii
jajajajajajaja
me encanta ver a Edward tan "timido"
es muy tierno :P
me gusto la parte de MSN
jajajajajajaja
tan "tontito" que cute :P
ya quiero saver lo que
haran en su cita!!!
hermani que te recuperes pronto
cuidate muchoooooo
T Q M Princesa Vulturi :P
besos

.....* Gaby Cullen Black *.....

Princcipessa Cullen dijo...

Aaaaaaaaaaaaa!!!
K emoción su primera cita!!!
Hay me encanta en verdad... x favor k tenga tambien un beso de amor!!!
Hay no puedo esperar!!!

Mer dijo...

Ahora seremos capaces de ver lo gloriosamente maravillosa que es tú imaginación, que nos eleva y da alas para volar, volar contigo sí. Besotes miles mi "reina de corazones"

sharice dijo...

muy lindo el capi!!
que iran hacer en la 1 cita?????
ahhh me gusto mucho,espero te sientas mejor y te cures pronto!!

Anónimo dijo...

nena cullen :esta genial madre mia cada vez me tiene mas imtriga y ahora con su primera cita mas a ver que pasa preciosa muchos suspiros de jekob para ti