Free Cursors Sondra Twilight Fanfics: Rayitos de Sol - Capítulo IX: ¿Qué tu qué?

lunes, 8 de marzo de 2010

Rayitos de Sol - Capítulo IX: ¿Qué tu qué?

 

Capítulo IX: ¿Qué tu qué?
-        Sara POV -

-        ¿Cómo se sentirá estar así de enamorado? - le pregunte a Emma que se hallaba recostada en la arena junto a mí, como si fuese posible broncearse en First Beach abrigada de pies a cabeza.

Ella levanto el rostro fijando la mirada en la pareja que caminaba por la playa. Iban tomados de la mano, conversaban y reían como un par de adolescentes dándose el uno al otro miradas rebosantes de amor.
Isabella y Jacob Black, mis padres, eran la pareja perfecta. Jamás les había escuchado pelear y las discusiones más fuertes que habían tenido desde que podía recordar eran las veces que mamá le pedía a papá limpiar el garaje, el se quejaba de que era el único espacio realmente suyo en casa y ella le lanzaba miradas asesinas cuando el salía refunfuñando. Demás está decir que nunca le hizo caso y al final ella termino por darse por vencida. 
Me miro con expresión divertida y me respondió.
-        Pues ni idea pero les pediré la receta cuando me case - se quedo en silencio, seguramente imaginándose su boda de ensueño.
Desde que tengo memoria Emma ha soñado con casarse y convertirse en la perfecta ama de casa, yo por mi parte ni de cerca, mis planes son ir a la universidad y luego viajar, conocer el mundo, establecerme donde me sienta más cómoda y solo entonces casarme y tener hijos. Tengo mis dudas sobre sentirme cómoda en otro lado que no sea aquí, en esta playa llena de recuerdos, algunos solo míos, otros compartidos y muchísimos en familia.
Quizás termine por regresar aquí, para que mis hijos puedan llenarlo de sus propios recuerdos.
Pero, para eso falta demasiado.
Cuando mire a Emma de nuevo no me sorprendió darme cuenta donde o más bien en quien se encontraba fija su mirada.
Samuel, hacia algún tiempo que nos había prohibido llamarle Sammy al menos no lo hacíamos frente a él, Kiowa, Harry y Lee jugaban pelota cerca de la orilla y aparentemente se estaban divirtiendo muchísimo. Harry era el hijo de Tío Seth y Lee el hermano menor de Emma. Pero seguramente ni siquiera los había notado, su mirada estaba completamente perdida en el que ella aseguraba era el amor de su vida, su media naranja, su complemento y pare usted de contar los calificativos con los que se refería a mi hermano mayor.
Era fácil comprenderla, a sus casi veinte años mi hermano era todo un hombre, tan parecido a mi papá en todo, el cuerpo, la altura, la forma de caminar, el carácter y la dulzura. Solo el color de los ojos y la mirada recordaban  a mamá. Definitivamente, y no lo digo por ser mi hermano, era una hermosura.
Parece raro que una hermana hable así de su latoso hermano mayor, pero nuestra relación era diferente. Mientras Emma y Lee se la pasaban peleando como perros y gatos, nosotros éramos grandes amigos, compartíamos todo sin problemas y con el tiempo habíamos aprendido a respetarnos, creo que esa era la clave de nuestra fantástica hermandad.
-        Deberías decirle lo que sientes, con lo de la liberación femenina ahora no importa quién se le declare a quien - le sugerí en voz bajísima, si llegaba a pasarle por la mente que el pudiese haberme escuchado me mataría.
-        Te has vuelto loca - me grito en voz baja, suena extraño pero era una habilidad desarrollada por Emma de manera increíble - no sería capaz de abrir la boca siquiera, quedaría como una tonta - se miraba las manos mientras las movía nerviosamente -
-        Pues sería muchísimo mejor que seguir solo mirándolo con la boca abierta como una tonta. Además estoy segura de que el ya lo sabe o  al menos se lo imagina - con esas miradas ni que fuese tonto mi hermanito - si te corresponde estarían juntos de una vez y si no pues serias capaz de pasar la página y olvidarlo -
-        Si, definitivamente te has vuelto loca mira que decirle lo que siento - refunfuñaba poniéndose de pie mientras negaba con la cabeza - mejor nos vamos, ya no estoy para más de tus sandeces -
No me quedo más que sonreírle y extender mi mano para que me ayudase a ponerme de pie.
No dejo de quejarse por mis estúpidas ideas en todo el camino a casa hasta que comenzaron a brotar sus estúpidas ideas.
-        … además dime una cosa. ¿Cuándo dejaras de simular que no sabes lo que Sammy siente por ti? - golpe bajo.
-        Esas son imaginaciones tuyas ¿Cuántas veces tengo que decírtelo, eh? Sammy no siente nada por mí - aunque mi voz sonaba segura e inequívoca mi mente se dejaba volar por miradas coquetas y palabras con doble sentido que se habían escapado de los labios de Samuel en varias oportunidades - es prácticamente mi primo y somos solo buenos amigos ­- esto no era del todo falso, nos llevábamos muy bien.
-        Tu misma lo has dicho, prácticamente no realmente -
Nunca me había detenido a pensar mucho en los sentimientos de Sammy hacia mí y mucho menos viceversa, pero cada vez que Emma tocaba el tema sentía algo extraño.
Cuando estaba con Sammy me sentía segura y protegida, siempre me defendió en la escuela e inclusive en la secundaria se convirtió en algo así como mi guardaespaldas. Pocas veces alguien nos molestaba, éramos “chicas populares”, pero en esos casos aislados en los que intentaban convertirnos en victimas de alguna broma desagradable, Sammy siempre estuvo allí para evitarlo o al menos hasta su graduación.
Era algo así como mi superhéroe personal.
Emma se alejo a toda prisa para evitar mis miradas asesinas y continuamos el camino en silencio hasta llegar al único sitio en toda la reserva que me hacía sentir algo triste, la casa de mi abuelito Billy.
Mi tía Rachel se encontraba sentada en el pórtico, seguramente esperando que tío Paul regresara. Nos saludo con la mano y me miro con la misma expresión de nostalgia que seguramente se vería en mi rostro ahora mismo.
Mi abuelito había muerto hacía ya más de cinco años y aún lo recordaba como si fuese ayer. Papá siempre decía que no debíamos estar tristes por él, había vivido a plenitud y simplemente le llego la hora de tomarse un descanso.
Espero que a mi abuelito Charlie le quede muchísimo tiempo por delante.
Emma salió corriendo en cuanto tuvimos mi casa a la vista, había llegado el correo.
-        Corre Sara, corre. Llego correspondencia de las universidades - correteaba de un lado a otro con los sobres en la mano - ¡sobres gruesos Sari, sobres gruesos! -
Sari, así me llamaba cuando éramos niñas y evidentemente cuando se emocionaba demasiado. Solo Sammy seguía llamándome así, mi Sari.
-        Debemos ir a mi casa de inmediato, abriremos los sobre al mismo tiempo - me grito ya corriendo a su casa.
Ambas teníamos buenas calificaciones, siempre trabajamos juntas en los deberes y demás actividades escolares así que, porque hacer algo diferente en la universidad, estudiaríamos juntas también allí por lo que ambas tomaríamos la universidad que nos aceptase a las dos. Ese era el pacto.
Después de un par de rechazos y otras cuantas aceptaciones solo tres universidades coincidieron en admitirnos a ambas y luego de una amplia discusión, algo así como cinco minutos, de los pros y contra de las distintas facultades, llegamos a un veredicto.
-        Bueno, universidad de Washington allá vamos - dijimos al unisonó.
-        Ahora a decírselo a mis padres - agregue nerviosa - a papá no le hará gracia la noticia ­-
-        Por suerte los míos están de acuerdo con que vaya a la universidad que desee, han ahorrado toda mi vida y la de Lee para ello -
Kiowa y Sammy estudiaban en el tecnológico de Port Ángeles y sabía de sobra que papá deseaba que también estudiásemos allí Emma y yo, se sentiría más tranquilo, me costaría algo de trabajo salirme con la mía esta vez pero me las arreglaría para lograrlo.
-        Por ahora dejare las cartas de aceptación aquí e iré preparando el terreno con papá para que no lo tome tan de sorpresa -
Esa noche la pase en blanco, sabía que mamá estaría de mi lado pero no la haría enfrentarse a papá bajo ninguna circunstancia, debía lograr que comprendiera mis razones. Sabía que al final terminaría por ceder, lo que no sabía era como lograría que lo hiciera.
Yo quería independencia, libertad, conocerme, descubrir que cuanto era capaz y para lograrlo debía alejarme del ojo protector de papá.
-        Los polluelos no aprenden a volar si no abandonan el nido - me repetía a mi misma una y otra vez, era el argumento fundamental de mi defensa frente a un jurado con un único integrante, Jacob Black.
Por la mañana una insoportable jaqueca nublaba mis sentidos, la falta de sueño me pasaba factura inmisericorde.
Baje a la cocina por un par de aspirinas o lo que fuese que me sacara de mi agonía.
El penetrante olor a café recién colado me confirmo que mamá ya estaba en la cocina preparando el desayuno antes de irse a la librería y que papá seguramente ya estaba camino al taller.
-        Buenos días hijita - me saludo dulcemente aun sin mirar conocía perfectamente los pasos de cada habitante de nuestra casa - traes un aspecto fatal - me aseguro al girarse para mirarme. Se  acerco a mí y poso la palma de su mano en mi frente para comprobar mi temperatura.
-        He pasado una pésima noche - aclare dejándome caer en las sillas junto al desayunador.
De inmediato me busco un vaso de leche y dos aspirinas, definitivamente me veía terrible.
-        ¿Qué te tiene tan preocupada? - pregunto volviendo a sus quehaceres.
-        Llegaron las respuestas de las universidades - repetí con desgano.
-        ¿y? - fue todo cuanto agrego volviéndose de nuevo hacia mí y alzando una ceja, un gesto muy característico suyo.
-        Universidad de Washington -
-        Mmm ya veo y ¿Cuándo piensas decírselo? -
-        Quizás cuando ya sea abogada y sea completamente capaz de defenderme - quería encontrarle la gracia al asunto, no era nada fácil debo agregar.
Coloco un plato con huevos, tocino y pan tostado frente a mí, coloco otro para ella y trajo un par de tazas de café.
-        Tómalo - me insistió - te hará falta energía para el día que te espera -
Los pasos de alguien al bajar la escalera me sobresaltaron, ya no estaba tan acostumbrada a la presencia de mi hermano en casa,  las vacaciones del final de semestre lo tenían con nosotros hacia algunos días. Este era un punto a mi favor, contaba con su apoyo lo que sería un fuerte golpe para las defensas de papá.
-        Buenos días hermosas - entro a la cocina aún restregándose los ojos, se acerco a mamá para besarla en la mejilla y luego me estampo un sonoro beso en la frente - ¿mala noche hermani? - pregunto al ver mi semblante.
-        Universidades - dijo mamá sin agregar nada más.
-        Aun no le dice nada a papá -
-        Exactamente. Los nervios no la dejaron dormir - hablaban como si no estuviese sentada junto a ellos, lo hacían tan seguido como podían pues a papá y a mí nos sacaba de quicio su jueguito.
-        Imagino que ya pensaste en la mejor forma para suavizarle el camino, ¿su cena favorita o quizás una tarta? Eso lo dejara con las defensas por el suelo -
-        Vaya que son realmente molestos, de tal palo tal astilla - les recrimine levantándome para lavar mi plato y salir de la cocina, no estaba de humor para sus tonterías.
Apenas puse un pie en las escaleras les escuche reír a rienda suelta y luego mamá agrego en voz lo suficientemente alta para que lograra escucharla.
-        Le preparare estofado y tarta, necesitaras tanta ayuda como nos sea posible darte -
Me pase la mayor parte del día en la playa, caminando de un lado a otro ensayando el discurso que daría a mi padre esa noche a favor de la universidad de Washington.
Emma simulaba graciosamente ser mi padre y mi hermano y Sammy se unieron a mis espectadores agregando risotadas escandalosas a las payasadas de Emma.
Luego de no sé cuantos intentos fallidos logre exponer todos mis puntos sin interrupción alguna por lo que recibí distintas ovaciones por parte de mi escaso público.
-        Emma, Emma - escuchamos gritar a Lee que venía corriendo a lo lejos - mamá quiere hablarte -
Se detuvo cerca de nosotros jadeando después de semejante carrera.
-        ¿no te ha dicho que quiere?  - le contesto su hermana con expresión aburrida.
Lee negó con la cabeza como única respuesta y Emma bufó sin disimular su desacuerdo.
-        Camina niño - agrego halando al pobre Lee por el brazo con exagerada brusquedad.
Los mire alejarse entre tirones y empujones.
Debo haberme perdido algo pues mi hermano se levanto de inmediato algo acelerado y apenas llego a balbucear algo ininteligible antes de dejarme allí sin comprenderle.
Mire a Sammy confundida y un extraño brillo en sus ojos me dejo claro que el tenía mucho que ver, sino todo, con lo que acababa de pasar.
Me quede helada, me sentía extraña e incómoda y no tenía idea del por qué o más bien no quería verlo.
-        Creo que será mejor que también me vaya - dije dedicándole una tímida sonrisa a Sammy - necesito tomarme un té para los nervios antes de la cena -
En cuanto di un paso para alejarme sentí su mano tomar la mía mientras en un tono apenas audible me pedía que me quedara un instante.
-        Sari, espera un momento por favor - respiro profundamente y dejo escapar un pequeño suspiro - quisiera hablar contigo -
De todas las cosas que pude haber heredado de mi madre tuve que heredar sus sonrojos. Sentí como la sangre me subía al rostro que comenzaba a arder de manera evidente.
Intente disculparme e impedir que Samuel abriera la boca pero apenas moví los labios me coloco un dedo sobre ellos para evitar que hablara. Sentí un cosquilleo extraño en el sitio donde su piel toco la mía y me quede atónita, pero Dios mío ¿Qué estaba pasándome? Era Sammy, Sammy, mi amigo, mi primo, bueno casi, mi defensor, mi...
-        La universidad de Washington ¿eh? - sabía que estaba nervioso pero si en algo se parecía a su padre era en esa capacidad suya para controlar sus emociones ante los demás - excelente elección. Aunque no puedo negar que compartía las esperanzas de tu padre de que estuvieses con nosotros en Port Ángeles -
Me halo suavemente para que lo acompañase a caminar por la playa. Yo apenas y podía respirar, intentaba no imaginarme a dónde íbamos con esto pero las tonterías de Emma revoloteaban en mi cabeza haciéndomelo imposible.
-        Hace ya tiempo que no hablamos ¿no te parece? - asentí sin decir nada, solo tenía ganas de salir corriendo sin que pudiese decir más - entre mis clases y las tuyas apenas nos vemos últimamente -
-        Hemos estado realmente atareadas con los exámenes - respondí con un hilo de voz, después de aclararme la garganta continué - y con los preparativos del baile de graduación Emma me lleva por el camino de la amargura -
Sammy soltó tremenda carcajada y me detuvo para que quedase frente a él.
-        Ya me la imagino, con lo obsesiva que puede ser - puso los ojos en blanco y no pude evitar reírme con el gesto - y hablando del baile ¿ya tienes pareja? - pregunto como quien no quiere la cosa mirándome de reojo y yo deje de reírme en el acto. Ahora si no me salva nadie.
-        Eh… un par de chicos me han insinuado algo pero hasta ahora nada en concreto - conteste con voz temblorosa.
-        Perfecto entonces, pasare por ti a las ocho - no sé que me dejo más pasmada si el hecho de que se me había impuesto como pareja para el baile o que tomo mis manos entre las suyas y entrelazo nuestros dedos para luego acercarme a él.
Mi respiración se acelero y las piernas me temblaban cuando acerco sus labios a centímetros de los míos entreabrió su boca y el aroma de su aliento me inundo los sentidos, mis ojos se cerraron en una reacción que me era completamente inesperada.
Sammy iba a besarme y definitivamente yo no planeaba hacer nada para impedirlo, era hora de admitir lo que me había negado por tanto tiempo, yo lo deseaba.
-        Te quiero Sari - susurro justo sobre mis labios antes de darme un dulce y tierno beso, mi primer beso.
Al fin logre escribir, lamento haberme tardado tanto pero espero que haya valido la pena la espera.
Hoy pecando de abusiva quiero pedirles a tod@s un gran favor, demuéstrenme que vale la pena regresar, que mis historias les hacen feliz y que el esfuerzo que hago de verdad les llega al corazón.
Quiero leer muchísimos comentarios, sería de gran ayuda para mi inspiración fugitiva saber que la extrañan y que hace algo bueno cuando decide ponerse de acuerdo conmigo para escribir.
Les agradezco de corazón el haber esperado por mí.
L@s quiero muchísimo.


Image and video hosting by TinyPic

11 comentarios:

twilightloves dijo...

wow muy linda gracias esperaba con ansias este capi sigue asi amiga...

flawer_1969 dijo...

MI REYNA:
- COMO NO VAMOS A QUERER QUE SIGAS, SI POR TI ESTAMOS AQUI, PARA GABY Y PARA MI ERES UN GRAN PILAR PARA SEGUIR EN ESTA AVENTURA, ASI QUE ¡¡ANIMO...NENA!! Y SABES QUE TE EXTRAÑAMOS, ADEMAS SE QUE TODAS LAS LINDAS CHC@S QUE NOS VISITAN ESTARAN DE ACUERDO EN QUE, QUEREMOS SABER MAS DEL PRINCIPE VULTIRI Y DE SARA Y DE NUESTRA VAMPIRA BELLA, EN FIN NOS HACES FALTA DEFINITIVAMENTE, TQM.... ATTE. FLAWER ESPERO TE AGRADE EL PEQUEÑO OBSEQUIO PARA TI Y TU BLOG ¡¡FELICIDADES!!.....

·· MaRia ·· dijo...

hola gaby!!
woow tenia tantas ganas de leer este capiitulo.. nos hiciste esperar mucho, pero me alegro que hayas vuelto!!
el capiitulo me encanto!! aunk al principio estaba un poco.. confundida!! xDxD pork diste un gran salto en el tiempo xDxD pero de todas formas lo hiciste de 10 jeje espero que el proxiimo capiitulo no se retrase tanto xDxD
besos dulces!!

...* Gaby Cullen Black *... dijo...

WAAAAAAAA
que va a passar?
DIOS ya quiero saber que
es lo que va a suceder
Hermani espero que escribas
pronto el siguiente capi
porque quiero ver que va a pasar
hey no puedo creer que Jake
sea un papa mmmmmmm
de echo se parece a mi papa
se que sedera a lo que yo pida
pero pufff como cuesta hablar
con ellos jejejejejeje
HERMANI porfavor regres
Flawer, las lectoras y YO te
EXTRAÑAMOS MUCHO !!!
y queremos saver que es lo que va
a pasar con Sara, Victoria dios
porfa no abandones a Victoria, tambien Emmett quiero saver que es
lo que va a pasar con mi
OSITO TRAVIESO tambien con
nuestro frajil Edward humano
y mi regalito tambien quiero saver
aunque sea mandame al dentista
mmmm bueno no ay si no es DOLOROSO
escribe lo que sea pero regresa
te extrañamos Hermani te extrañamos
te extrañamos Hermani te extrañamos
te extrañamos Hermani te extrañamos
te extrañamos Hermani te extrañamos
te extrañamos Hermani te extrañamos

beueno ya me voy
espero verte pronto
BESOS

tu hermani
.......* Gaby Cullen Black *.......

diana dijo...

hay hay me encantaaa q lindoooooo

Anónimo dijo...

AH!!!
No lo puedo creer..!!!
Me encanta esta historia,,,
Que suerte que volviste!
Espero leer pronto el proximo capitulo...
Besottes
Daia

lap dijo...

HOLAA GABY !!DIOS SI QUE VALIO LA PENA ESPERARTE NIÑA JAJAJ ESTOY QUE LLORO POR TU REGRESO Y POR LO TIERNO QUE ES EL CAPITULO!!ME ENCANTA SARI JAJJ Y TODOS LOS DEMAS PERSONAJES,SAMMY ME PARECE RE TIERNO Y KIOMA GUAPISIMO IGUAL QUE SUS PADRES JAJA ME ENCANTA COMO DESCRIBISTE A ESTOS NUEVOS PERSONAJES..TE FELICITO POR ESTE CAPITULO NO SOLO ESTABAS INSPIRADA CREO YO!! SINO QUE VOLVISTE NOSE SI DEL TODO PERO LO IMPORTANTE ES QUE ESTAS SALIENDO PARA ADELANTE Y TIENES TODO EL AGUANTE DE TUS LECTORAS,INCLUYENDOME..TE RE EXTRAÑAVAMOS MUCHO Y VOLVISTE CON LAS MAS DULCES PALABRAS Y ANIMOS¿QUE MAS PODIAMOS PEDIR?XD BUENO ME VOII Y RECUERDA QUE TIENES UN PEQUEÑO REGALO EN MI BLOG //MASHAYADELCREPUSCULO.BLOGSPOT.COM !! (YO TE NECESITO)ESPERO QUE TE AGRADE..NO ME QUEDA MAS QUE DECIR..SOLO BIENVENIDA DE NUEVO A NUESTRA PASION QUE ES LA SAGA Y MUNDO DE FANTASIAS VOLCADAS EN FICS !!
BESOS Y ABRAZOS ..

LAP

Anónimo dijo...

CHICA X DIOS CLARO QUE DESEO QUE SIGAS ESCRIBIENDO, YA ME REBENTE TODO LO QUE ESCRIBISTE Y DEDO AÑADIR QUE ME MUERO POR SEBER DEL PRICIPE VULTIRI POR FAVOR NO ME DEJES ASI, Y ME ENCANTERIA QUE SARI SE QUEDARA CON EDWART POR QUE EN EL ORIGINAL JOCOB SE CREDA CON NESI NO SE SI ENTRE DENTRO DE TUS PLANES PERO AMI ME ENCANTARIA SEGUN YO EDWART MERECE TODA LA FELICIDAD POCIBLE ES UN AMOR, Y POR FA, POR FA POR FA NO TE DETENGAS SIGUE ESCRIBIENDO SI?
ASLO POR LAS LOCAS QUE TE LEEMOS GRACIAS
(PLUS QUE MA PROPRE VIE)
JAQUI VELAZQUEZ

tatis dijo...

OHHHHH Por dios nos dejas en ascuas toy q espero tu siguiente capi, leo esta historia y todas las q publicas sigueeeeeee jejeje...

aleecs.black dijo...

Hola!
Esta es la primera vez que visito este Blog, y en cuanto entre este Fic llamo demasiado mi atencion, comence a leerlo, y debo mencionar que al principio no entendia a donde es que querias llegar, pero continue leyendolo, y vaya, jamas un Fic me habia hecho sentirlo tan real, fue tan genial leerlo, te juro que llore varias veces, senti la angustia de Jacob y Bella, al igual que su felicidad y tambn el gran dolor de Edward, fue tan fantastico que debo decirte que son casi las 4 de la madrugada y no podia despegarme de la pantalla hasta no haber terminado el Fic, ademas la musica que tienes de fondo ayuda para que tus sentimientos se apoderen de ti... jaja, fantastico Fic, de los mejores que eh leido en mi vida y mira que ya me eh lehido algunos, espero que siga continuando y fantastica tu idea de crear un Fic con la historia en que Bella terminara con Jake, mil Felicidades, y espero que tengas mas trabajos fantasticos como estos, prometo estar al pendiente de tu flog, esperando la continuacion de esta magnifica historia... Saludos desde Sonora :D



atto: Alee^^

TatikCullen dijo...

va me he leido la historia hace tiempo pero no habia comentado lo siento..pero bueno aqui estoy, solo que he visto que no has vuleto a escribir...dejas la historia??...me gusta mucho espero la puedas seguir...